Sevilla

Los trabajadores de la AP-4 temen por sus empleos tras la supresión del peaje

  • El comité de empresa exige a la Administración que concrete el futuro modelo de gestión

Una trabajadora en el peaje de la autopista Sevilla-Cádiz. Una trabajadora en el peaje de la autopista Sevilla-Cádiz.

Una trabajadora en el peaje de la autopista Sevilla-Cádiz. / pascual

Comentarios 10

El primer semestre del año será clave para los trabajadores de la autopista AP-4 entre Sevilla y Cádiz. La plantilla asiste con incertidumbre al proceso que culminará con la supresión del peaje en el estreno de 2020, según el compromiso hecho en su día por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

¿Qué pasará con sus empleos?, se preguntan. Fundamental será para ellos el nuevo modelo de gestión, una vez que la autopista quede liberada. Por ello exigen a la Administración que con la mayor celeridad posible concrete cuál será ese modelo, porque "están en juego 1.300 puestos de trabajo directos" en toda España.

En la Sevilla-Cádiz son 55. En 2014 eran más de un centenar. Se dividen en el servicio de peaje (30), oficinas y administración (10) y vialidad (15). El diagnóstico que hacen en la actualidad de su situación no es optimista. "Nos tememos lo peor", comentó ayer Luis Miguel de las Damas, presidente del comité de empresa.

"Las declaraciones del ministro de Fomento sobre la reversión de las concesiones de peaje que vayan finalizando y la reciente eliminación del peaje de la AP-1 con el despido colectivo de la totalidad de la plantilla refleja la grave irresponsabilidad por parte de la Administración sobre el empleo y sobre los usuarios de las vías de alta capacidad en el conjunto del Estado", advirtió De las Damas.

Los trabajadores reclaman que la subcomisión de Fomento en el Congreso "acelere su puesta en marcha y que sus trabajos contemplen una reconversión del sector que garantice el empleo en el nuev o modelo de gestión y financiación" de estas autopistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios