Sevilla

La utilidad de la colaboración entre Universidad y empresas

Antonio Zayas (Endesa), el rector Miguel Ángel Castro (centro), Concha Yoldi y el catedrático Antón Costas. Antonio Zayas (Endesa), el rector Miguel Ángel Castro (centro), Concha Yoldi y el catedrático Antón Costas.

Antonio Zayas (Endesa), el rector Miguel Ángel Castro (centro), Concha Yoldi y el catedrático Antón Costas. / víctor rodríguez

El segundo encuentro de empresas e instituciones con investigadores de la Universidad de Sevilla, bautizado como II Conferencia de Mecenas, permitió conocer ayer los buenos resultados que está dando en Sevilla la colaboración entre empresas y Universidad, que arrancó hace una década, y la utilidad que supone este enriquecimiento e intercambios mutuos. La clave está en superar el recelo y el desconocimiento inicial por ambas partes para que el resultado sea fructífero.

Organizado por el Consejo Social de la Universidad de Sevilla, su presidenta, Concha Yoldi, y el rector, Miguel Ángel Castro, abrieron el acto citando los 500 grupos de investigación de la Universidad de Sevilla, las 35 cátedras de empresa creadas en las cinco áreas de conocimiento, las más de 200 empresas que tienen convenios de colaboración con la Universidad y los más de 3.000 proyectos que se han firmado en los diez años que ha cumplido el Vicerrectorado de Investigación (Sisius). Y todo porque una de las tres obligaciones de la Universidad es la transferencia de conocimiento con el objetivo de trabajar al servicio de la sociedad.

El Vicerrectorado de Investigación lleva 10 años de servicio y está abierto a empresas

Con sede en el Pabellón de Brasil (Paseo de las Delicias), este servicio de investigación universitaria está a disposición de todas las empresas que lo requieran. Ante la pregunta de una empresaria asistente al acto que lamentó que desconocía la existencia de este servicio, el rector se comprometió a mejorar el acercamiento a las empresas con foros donde se difunda mejor.

Empresas como Endesa (privada) y Emasesa (pública) expusieron en una mesa redonda, moderada por la periodista Lalia González Santiago, los beneficios de la colaboración con investigadores de la Universidad de Sevilla. Antonio Zayas, de Endesa Ingeniería y responsable del laboratorio Lusend, explicó que la empresa inició en 2006 la colaboración con la Universidad y de ahí han surgido múltiples proyectos de investigación, entre ellos uno que logró un gran ahorro de costes en el parque de transformadores. Zayas animó a los empresarios presentes en el acto a establecer este vínculo y aseguró que en los últimos cinco años la Universidad se ha vuelto más ágil y receptiva a la investigación. "Antes íbamos las empresas a la Universidad, pero ahora es la Universidad quien viene a nosotros, nos dice lo que está haciendo y nos pregunta si la empresa le puede sacar valor", aseguró Zayas.

Por parte de Emasesa, el jefe de innovación, Carmelo García Santana, admitió que, tras un recelo inicial a esa colaboración, en la actualidad son doce los proyectos de investigación que tiene la empresa y de ellos nueve son con la Universidad. Y añadió que la cátedra del agua ha sido la iniciativa de colaboración más reciente tras el cambio de dirección de Emasesa.

Por parte de la Universidad de Sevilla se sentaron en la mesa redonda los catedráticos Federico París, ingeniero especializado en el sector aeroespacial, y Carmen Moreno, psicóloga especialista en el trabajo con adolescentes. Federico París expuso lo mucho que se ha avanzado en investigación con las empresas pero reclamó que "cada cátedra de empresa debe identificarse con un proyecto de investigación", como se hace en Estados Unidos. Carmen Moreno reconoció que los nuevos másteres de la Universidad, al contar con profesionales de empresas, han obligado a poner más los pies en la tierra y reclamó ayudas de empresas para que los investigadores en psicología que se forman muy bien en el extranjero "para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos" puedan investigar aquí también.

Desde el público asistente, el periodista Ignacio Martinez preguntó cómo se ajusta la investigación de la Universidad a los ritmos tan acelerados de la empresa privada, sobre todo. Sobre esta cuestión, París admitió que ese es el reto más grande de los grupos de investigación universitarios, que deben responder a ese ritmo de la empresa.

La conferencia inaugural de la Conferencia de Mecenas corrió a cargo del catedrático de Economía Antón Costas, que apostó por crear siempre para la sociedad un "conocimiento útil" en esa colaboración entre empresa y Universidad, y en que genere el máximo de puestos de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios