Sevilla

Los vecinos de la Macarena se desmarcan de los mensajes de odio

  • Reprochan al Ayuntamiento que no intervenga para impedir el consumo de alcohol en la calle o denunciar a los gorrillas, conductas que no son delictivas pero sí "generan inseguridad"

Intervención de la Policía junto al albergue. Intervención de la Policía junto al albergue.

Intervención de la Policía junto al albergue.

Comentarios 2

Los vecinos de la Macarena se desmarcan de los mensajes de odio contra las personas sin hogar publicados en las redes sociales, que están siendo investigados por la Policía Local de Sevilla y que fueron denunciados por el Ayuntamiento este martes. 

Una portavoz de la Asociación Vecinal Macarena, que representa a los residentes en la zona próxima al albergue municipal de Perafán de Ribera y otros centros sociales cercanos, ha asegurado a este periódico que su entidad simplemente está denunciando los problemas de convivencia que existen en el barrio, sin tener intención alguna de generar un clima de tensión y mucho menos de odio hacia nadie.

Esta representante vecinal se ha referido a las declaraciones del delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, que dijo que las estadísticas de criminalidad no han subido en la zona. La portavoz de la asociación está de acuerdo con que no existe un incremento de los delitos, sino de los problemas de convivencia y sociales.

"Que haya un grupo de personas semidesnudas haciendo sus necesidades y bebiendo alcohol hasta altas horas de la madrugada no es ningún delito. No puede quedar reflejado en ninguna estadística de criminalidad. Como tampoco va a aparecer una pelea de gorrillas", ha dicho esta portavoz.

"Se trata, en cambio, de un problema cívico, que sí está generando inseguridad entre los vecinos. Además, estas conductas podrían constituir infracciones administrativas a ordenanzas municipales como la de la botellona o la de los gorrillas, y por tanto debería haber una intervención de la Policía Local".

Para esta portavoz vecinal, la escalada de tensión la está generando precisamente el Ayuntamiento, al no intervenir para frenar cuanto antes estas conductas. "Nosotros sólo queremos que se solucionen nuestros problemas, en absoluto queremos fomentar el odio ni atacar a nadie". La representante vecinal se desmarcó de las cuentas falsas que ha detectado la Policía Local desde la que se lanzan estos mensajes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios