Movilidad

Los vehículos híbridos no pueden circular por los carriles reservados

  • Movilidad aclara que en la ordenanza de circulación no cuentan con la consideración de coches eléctricos puros

  • El informe se ha realizado ante las dudas presentadas por los usuarios

Un vehículo se incorpora al carril reservado para autobuses y taxis que existe en el Paseo de Cristóbal Colón. Un vehículo se incorpora al carril reservado para autobuses y taxis que existe en el Paseo de Cristóbal Colón.

Un vehículo se incorpora al carril reservado para autobuses y taxis que existe en el Paseo de Cristóbal Colón. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 1

Hasta la delegación de Movilidad han llegado en las últimas semanas distintos conductores que han realizado escritos dirigidos al registro municipal o al correo electrónico requiriendo información sobre si se encuentra autorizada la circulación de los vehículos híbridos por los distintos carriles reservados que existen en varios puntos de la ciudad. Ante esta confusión, el Servicio de Tráfico y Transportes precisa en una resolución aclaratoria que, de acuerdo con lo dispuesto en la ordenanza municipal de circulación, esta modalidad de coches no pueden circular por esas vías para autobuses y taxis debido a que no son considerados vehículos eléctricos puros.

En un informe emitido conjuntamente con el Servicio de Proyectos y Obras se detalla que en la ordenanza de circulación aprobada hace cuatro años aparece que “el Ayuntamiento promoverá el uso de vehículos eléctricos mediante la aplicación de bonificaciones fiscales y facilitando su circulación y estacionamiento. El Área de Movilidad podrá autorizar a otro tipo de vehículos, considerados no contaminantes, como los de motor hidrógeno, con preferencias similares a las de los vehículos eléctricos”.

El documento aclara que, en el momento de la redacción de la ordenanza, ya existían tanto los vehículos eléctricos como los vehículos híbridos. “Por lo tanto, si se hubiese querido autorizar la circulación de los vehículos híbridos en los carriles reservados, así se hubiera incluido”. La clasificación empleada en el reglamento municipal tiene como base la recogida por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (organismo adscrito al Ministerio de Industria, Energía y Turismo), y distingue los siguientes vehículos en su base de datos de coches: Autonomía extendida; Bioetanol; Eléctricos puros; Gas natural; Gases licuados del petróleo (GLP); Gasóleo; Gasolina; Híbridos de gasóleo; Híbridos de gasolina; y Pila de combustible.

De acuerdo con esta clasificación, el único vehículo que podía tener consideración de eléctrico se trataba del denominado eléctrico puro, puesto que la denominación del resto de coches en ningún momento hacía referencia al eléctrico. Este modelo era el único que se ajustaba al espíritu de la ordenanza en el momento de su redacción al no utilizar en ningún caso motor de combustión o combustible fósil.

Los modelos rechazados son los que usan motores de combustión o combustible fósil

“A fin de evitar saturar el uso de los carriles reservados y con el propósito de salvaguardar el destino de los mismos para la promoción del transporte público y colectivo, conciliando a su vez con los criterios medioambientales con la promoción del vehículo eléctrico, la definición de la ordenanza se ajusta a la de vehículo eléctrico puro como recogía la clasificación y que con la modificación del actual Reglamento General de Vehículos corresponde a la de vehículos eléctricos de baterías, no estando permitido el uso en los carriles reservados por parte de los vehículos híbridos de acuerdo con la ordenanza”, finaliza el informe.

Esta aclaración de Movilidad se produce unos días después de que se conociera que los vehículos de alquiler con conductor (VTC) pueden acceder por las calles restringidas del casco histórico cuando lleguen con clientes a sus destinos o acrediten un encargo para recogerlos siempre que el conductor no cuente con un itinerario alternativo. Esta fue una de las principales conclusiones del encuentro que mantuvieron Juan Carlos Cabrera, delegado de Movilidad, y Antonio Muñoz, delegado de Turismo, con los representantes del sector hotelero ante sus quejas por la decisión del Ayuntamiento de limitar la entrada de este tipo de vehículos al centro. Plataformas como Cabify o Uber pueden acceder al casco histórico sólo por rutas alternativas al taxi. Las calles Águilas y Almirante Apodaca son dos puntos críticos

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios