Sevilla

Una voluntaria sevillana será evacuada del Chad en las próximas horas

  • El avance de las tropas rebeldes obliga a la joven Diamantina de Campos a salir del país al que había viajado hace diez días para montar una escuela con la ONG Entreculturas

Comentarios 3

Diamantina de Campos Sánchez, una joven cooperante sevillana de la ONG Entreculturas, está pendiente de ser evacuada en las próximas horas del Chad debido al recrudecimiento del conflicto armado que se ha iniciado en este país centroafricano tras el alzamiento de un grupo de rebeldes que intentan derrocar al gobierno del presidente Idriss Deby. Esta voluntaria se encuentra en una zona segura próxima a la ciudad de Mongo, en el centro del país, y controlada por tropas francesas.

El problema es que no existe una comunicación telefónica con este punto del Chad, por lo que ni siquiera la ONG a la que pertenece había podido contactar con ella a la hora de cierre de esta edición. Una portavoz de esta organización fundada y dirigida por jesuitas explicó ayer a este periódico que tienen conocimiento de que la joven se encuentra bien porque están en permanente contacto con el Ministerio de Exteriores, que así se lo ha transmitido.

Diamantina de Campos está acompañada por la voluntaria palentina Brunilde Román. Ambas jóvenes, de unos 20 años, llegaron al Chad apenas diez días atrás. Allí tenían previsto trabajar durante al menos un año en un proyecto de mejora de la red de escuelas Fe y Alegría, que depende de la citada ONG y se dedica a impartir clases en las zonas más deprimidas de África, Iberoamérica y Asia.

La web de Entreculturas publicó ayer unas declaraciones de las dos cooperantes realizadas cuando tuvieron noticia del avance de los rebeldes chadianos. "Estamos muy bien, considerando las circunstancias. Todas las voluntarias con las que vivimos hemos decidido quedarnos en Chad porque aquí, en Mongo, todo está en calma. Nos preocupamos por la familia y por la gente que hemos dejado en España porque, desde fuera, todo se ve con más inquietud pero, realmente, no tememos por nuestra seguridad. Aquí hay gente que ha pasado la guerra y nos dicen que en Mongo no hay problema, así que nosotras continuamos haciendo nuestra vida normal, trabajando... Escuchamos la radio y nos enteramos de todo. Ni siquiera vemos muchos militares, el otro día pasaron unos cuantos, pero ahora todo está en calma".

Un portavoz de la Embajada de España en Camerún informó ayer a este periódico que las dos jóvenes serán evacuadas entre hoy y mañana, en una operación dirigida por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y que trasladará a las cooperantes hasta Camerún.

Diamantina de Campos Sánchez nació en Fuerteventura y pasó parte de su infancia en Málaga. Desde hace años vive en Sevilla, donde es trabajadora social y se ha dedicado principalmente a atender a las personas sin hogar. Poco antes de su marcha, a finales de enero, comentó a sus compañeros que le hacía mucha ilusión viajar a África porque se sentía llamada por sus raíces y quería conocer en carne propia la realidad de otros pueblos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios