Sevilla FC

Apuros en el peor momento

  • Montella se queda sin delanteros para defender su plaza europea en Riazor.

  • A la sanción de Ben Yedder se unen las molestias de Muriel y Sandro a 5 días de la final.

El colombiano Luis Muriel se retira del terreno de juego durante el choque ante el Villarreal pasando por al lado de Montella. El colombiano Luis Muriel se retira del terreno de juego durante el choque ante el Villarreal pasando por al lado de Montella.

El colombiano Luis Muriel se retira del terreno de juego durante el choque ante el Villarreal pasando por al lado de Montella. / antonio pizarro

A cinco días de una cita para coleccionistas, una final como la que el equipo de Montella tiene el sábado en el estadio Wanda Metropolitano, el Sevilla se mueve en terrenos inestables, de dudas, de desconfianza en algunos conceptos, de incertidumbre con respecto a la presencia en Europa la próxima temporada... Y con los problemas ante el gol como una de las dianas preferidas de los dardos a la planificación deportiva, todo se rodea para que el entrenador italiano tenga ante sí una nueva prueba, primero mañana martes ante el Deportivo en Riazor y el luego el sábado ante el Barcelona, aunque todo hace indicar que tanto las molestias anunciadas de Muriel como las de Sandro van encaminadas a preservarlos para la final.

A todo ello hay que unir la sanción que recaerá sobre Wissam Ben Yedder tras la expulsión que sufrió el sábado por protestar ante el árbitro del Sevilla-Villarreal, el asturiano González Fuertes. Ello hace que el francés no esté de ninguna de las maneras disponible para Montella en la cita en tierras gallegas, que necesariamente debe ser tomada en serio por el Sevilla por las urgencias clasificatorias del equipo en la Liga después de una pésima racha de resultados: con dos puntos sumados de los últimos 15 disputados.

"Quiero pedir disculpas a los aficionados y a mis compañeros por mi expulsión... No debería haber reaccionado así frente a la injusticia, y luchar con el equipo. Felicitaciones a ellos por el resultado final, no ha terminado. Vamos mi Sevilla", escribió el franco-tunecino en las redes sociales una vez que analizó las consecuencias de su acción.

No obstante, una final es una final, esto es fútbol y el sevillismo sabe que la oportunidad de ganar un título, aunque enfrente esté el Barcelona, es algo único. Todo se rodea para que Montella no vaya a arriesgar en La Coruña, donde si ya no puede contar con Ben Yedder, puede que sea contraproducente forzar a Muriel o a Sandro, que acabaron tocados el encuentro ante el Villarreal.

Así las cosas, Carlos Fernández, que ya viajó la anterior salida a Vigo, va a ser de la partida para el encuentro ante el Deportivo. El delantero de Castilleja de Guzmán, incluso, tiene bastantes opciones de jugar sus primeros minutos en la Liga Santander esta temporada e incluso de salir como titular. El aljarafeño causó baja a última hora en el partido que el Sevilla Atlético jugó ayer ante el Granada por tener que incorporarse a la disciplina del primer equipo. En su lugar jugó el almeriense Miguel Martín, que empezó la temporada en el Sevilla C.

El Sevilla, a través de un parte médico, dejó entrever que tanto Muriel como Sandro tienen difícil estar disponibles para La Coruña. El colombiano tiene contusión en la uña "con lecho inflamado" del primer dedo del pie derecho, como anunció el propio Montella en la rueda de prensa posterior al partido con el Villarreal, siendo infiltrado con anestesia local. Por su parte, Sandro tiene sobrecargados los dos abductores.

Aunque habrá que ver la evolución de ambos en el entrenamiento de esta tarde (15:15), Montella tiene otras opciones además de la de Carlos Fernández dentro de su plantilla, como él mismo ha hecho ver durante varios encuentros. Nolito, por ejemplo, ha sido ubicado de delantero en varias ocasiones (la última ante el Villarreal el pasado sábado) incluso teniendo en el terreno de juego a Sandro, algo que lleva varias semanas sin entender la afición sevillista, sobre todo después de que el canario llegara como refuerzo de invierno como alternativa al belga Batshuayi, el preferido de Óscar Arias y que acabó en el Dortmund.

Otra opción es que el argentino Correa abandonara el extremo para jugar en punta, pero hay que ver qué papel tiene reservado Montella para él en la final del sábado, por lo que su presencia en Riazor es una incógnita, si bien ya descansó ante el Villarreal.

El once entero ante el Deportivo es impredecible y sólo el entrenador napolitano lo sabe. Hay jugadores con mucha carga de partidos, sobre todo en la defensa, donde Carriço o Pareja tienen pinta de relevar a Mercado o Lenglet. Futbolistas como Layún y Arana deben tener una oportunidad y en el centro del campo se antoja muy probable que Guido Pizarro relevará a N'Zonzi o a Banega y hasta que Roque Mesa, que jugó unos minutos el domingo, pueda tener un hueco.

El Sevilla se juega mucho en Riazor, pero una final es una final. Por eso mismo si hay alguna posibilidad de hacerle daño al Barcelona es con los delanteros al cien por cien de sus posibilidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios