Sevilla FC | La muerte de Roberto Alés

Castro: "Roberto Alés nos deja el legado de su trabajo y su honradez"

  • El presidente del Sevilla se confiesa "destrozado" por la muerte de una figura clave en el crecimiento del club en el siglo XXI 

José Castro, con Roberto Alés en el homenaje que le tributó el club en junio de 2014. José Castro, con Roberto Alés en el homenaje que le tributó el club en junio de 2014.

José Castro, con Roberto Alés en el homenaje que le tributó el club en junio de 2014. / Antonio Pizarro

El propio presidente del Sevilla, José Castro, se erigió en portavoz para expresar el profundo pesar del club por la muerte de Roberto Alés esta mañana en la capital hispalense a los 83 años de edad: "Estoy hundido, destrozado, y soportando no emocionarme ante lo que ha ocurrido hoy. Entre las siete y las nueve de la mañana dejó de latir el corazón de Roberto Alés, un gran sevillista, un gran presidente, una gran persona, que nos deja a todos el legado de su trabajo, de su honradez, de cómo fue en su vida particular, con su familia, y sobre todo con el Sevilla Fútbol Club. En un momento determinado, en el que no había por dónde tirar, en la que la economía no era mala, era peor, fue capaz de coger las riendas del club y puso la primera piedra para que el Sevilla fuera lo que hoy disfrutamos todos".

Junto a Alés, dentro del Consejo de Administración, estuvo el propio Castro en aquel golpe de timón propiciado con Monchi en la secretaría técnica y Joaquín Caparrós al frente del equipo, en aquella temporada 2000/01 en Segunda División. "Es un día muy triste, primero para su familia, después para todos los que lo queremos, y después para todos los sevillistas. ¿Es posible que haya quien no sea capaz de valorar lo que hizo Roberto Alés cuando las deudas nos acuciaban? Él fue el parapeto y el que dio ese margen de maniobrabilidad para, en Segunda División, poder buscar un entrenador como Joaquín, ascender, y a partir de ahí no volver a descender más y sólo hablar de crecimiento, y de lo que hoy disfrutamos".

Alés cedió el testigo de la presidencia a José María del Nido en mayo de 2002, con el club reflotado, en Primera y con las cuentas más desahogadas. "Sólo estuvo dos años, pero él tenía una insuficiencia respiratoria y no podía seguir más. Seguimos otros y entre todos formamos este club del que todos estamos orgullosos. Él puso la primera piedra de todo eso, la puso la persona que hoy ha fallecido y a la que todos tenemos tanto cariño y, sobre todo, tanto respeto. Se ha ido un presidente, un amigo, un gran sevillista. Se le dio su homenaje en vida (en junio de 2014) para que disfrutara de ese sevillismo. No podemos estar más que dolidos, muy dolidos, por dentro destrozados, pero hay que seguir".

Permanece abierta la capilla ardiente con los restos mortales de Roberto Alés en el antepalco del Ramón Sánchez-Pizjuán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios