Sevilla FC

"Debemos acabar con los cánticos ofensivos de forma coral"

  • José Castro pide zanjar los insultos ante la propuesta del cierre parcial del estadio, aunque estará "vigilante" para que no haya doble rasero.

"Debemos acabar con los cánticos ofensivos de forma coral" /

El presidente del Sevilla, José Castro, ofreció este viernes la opinión oficial del club respecto al cierre parcial del Ramón Sánchez-Pijzuán, concretamente la parte central de la grada baja de Gol Norte (sectores N11 y N12), donde se suele ubicar el grupo de animación Biris Norte. El dirigente, acompañado por José María Cruz, director general, y Jesús Arroyo, responsable del área jurídica, manifestó su "tristeza" por tener que comparecer debido a este asunto en una temporada "que puede ser histórica", y pidió acabar con los "cánticos ofensivos corales" desde ya, desde el próximo Sevilla-Villarreal. Además, advirtió que el Sevilla estará atento para que no haya dos raseros ni que las sanciones al Sevilla sean ejemplarizantes, pero solicitó zanjar los insultos en el estadios "entre todos", para lo que iniciará una serie de reuniones con grupos de sevillistas.

José Castro en la sala de prensa del estadio. José Castro en la sala de prensa del estadio.

José Castro en la sala de prensa del estadio. / Juan Carlos Vázquez

La sanción propuesta por el Comité de Competición llega después de varias sanciones económicas por insultos denunciados por la LFP en los partidos ante Betis, Atlético y Barcelona. El propio Comité explica que la propuesta de cierre, para la que hay abierto un periodo de alegaciones por parte del Sevilla antes de la resolución en diez días, llega porque las multas no han zanjado los insultos. José Castro comenzó con una larga alocución. "Es triste comparecer hoy aquí para un tema tan desagradable cuando el equipo marcha como un tiro, lleva cinco victorias seguidas, está segundo y ha hecho la mejor vuelta de su historia. Pero ante la realidad de los insultos y las sanciones sería irresponsable por mi parte mirar para otro lado. Todos tenemos que hacer un esfuerzo para que no haya en el Ramón Sánchez-Pizjuán cánticos ofensivos de forma coral, no particulares o puntuales. Las reglas del juego han cambiado, es una realidad, y nos gusten o no, son las que son".

"Si tenemos que denunciar a otros, lo haremos, pero eso servirá para sancionar a otros y no nos quitará las nuestras"

El dirigente nervionense añadió que "los cánticos en los que se insulta de marera grupal nos llevan sólo a perjudicarnos en lo deportivo, en lo económico, en lo social... y a una mala imagen. No debemos dispararnos en el pie ni darles armas a nuestros rivales con todo lo que nos estamos jugando".

"Dicho esto -continuó José Castro- en el Sevilla Fútbol Club tenemos claro que todos los clubes deben ser iguales ante la ley, no puede haber castigos enjemplares ni doble rasero. Pero, ojo, debemos tener claro que esta medida será para que se castigue también a otros, y no para que no se nos castigue sólo a nosotros. El objetivo final es acabar con los insultos en los estadios".

El protocolo a seguir para zanjar los insultos en Nervión empieza con una serie de reuniones, incluidos entre los sujetos de éstas los Biris Norte. "Vamos a iniciar contactos con grupos de sevillistas, para concienciar a todos de que esto nos afecta a todos. La propuesta de cierre es para los sectores N11 y N12, y estoy seguro de que también en esos sectores hay aficionados que no insultan, y si se cierran pagarán justos por pecadores. Igual que si terminan cerrando todo el estadio. Por eso, hemos puesto en marcha un protocolo de medidas para evitar estos insultos. El próximo domingo 5 de febrero a las 12:00 (Sevilla-Villarreal) tenemos el pistoletazo de salida para esta empresa, que debe ser que no haya ya ningún cántico ofensivo en nuestro estadio, jamás".

Castro ofreció datos económicos de cómo han afectado al Sevilla las sanciones: "Desde que se denuncian los insultos a partir de la temporada 14-15, hay 28 expedientes abiertos, multas por valor de 300.000 euros, que después de los recursos presentados por nuestro gabinete jurídico, al que hay que felicitar, se quedaron en 120.000 euros. Necesito el compromiso de todos para parar esto por el bien de nuestra entidad. Si seguimos así sólo vamos a perjudicar a nuestra entidad, en una maravillosa temporada en la que estamos embarcados. Estaremos vigilantes a lo que ocurre en otros estadios, pero la realidad es que tenemos que parar esto, porque nos va a hacer un daño irreparable".

"Vamos a iniciar contactos con distintos grupos de sevillistas, para concienciar de que esto nos afecta a todos"

El presidente blanquirrojo hizo copartícipe del problema a todo el sevillismo. "Hay una serie de peñas y grupos de sevillitas que quieren reunirse con nosotros y estamos para escuchar a todo el mundo y buscar una solución. No se trata de un grupo determinado. Queremos reunirnos con todo el mundo porque queremos terminar con esos cánticos corales en general".

Además, reconoció que en "el Sevilla-Real Madrid sí hubo un cántico coral más colectivo a raíz de lo que ocurrió con Sergio Ramos". "Estamos hablando de que los insultos generalmente provienen de esa zona", dijo en referencia a las continuas multas por insultos desde Gol Norte.

También quiso incidir en que en Nervión se insulta de forma reiterada. "Hay clubes que insultan en algún partido, bien porque es el Madrid, el Barcelona, su eterno rival... Aquí tenemos más eternos rivales que nadie, el Madrid, el Barcelona, el Betis... Y esto no puede seguir. Hemos pagado 120.000 euros gracias al magnífico trabajo de nuestros juristas. Tenemos diez días para defendernos, pero si continúan los insultos, si no nos cierran en esta ocasión nos cerrarán en otra. Por tanto, espero que a partir del día del Villarreal no haya más insultos. Después de ese partido con el Málaga ha habido más insultos y lógicamente van proponer sanciones similares".

José María Cruz también pidió el cese de los insultos de forma inmediata: "El éxito de los recursos que interpongamos va a depender de dos cosas. Primero de los argumentos jurídicos que presentemos, pero en mí opinión, más decisivo va a ser el comportamiento futuro de ese sector de la afición que nos ha llevado a esta situación en los próximos partidos. Si los cánticos continúan a lo mejor salvamos algún recurso y reducimos alguna sanción, pero seguirán llegando sanciones". "Lo fundamental es que cese ese tipo de conductas. De eso va a depender, en mi opinión como jurista, que no nos cierren parcial o totalmente el Sánchez-Pizjuán", añadió el director general.

De nuevo el presidente sevillista habló de que la afición del Sevilla debe ser la primera en dar el paso para zanjar los insultos. "El presidente escucha insultos cuando viaja con el equipo fuera. En Pamplona, en el partido de Copa en Madrid, lo sabemos y tomamos nota, y en el foro en el que hay que decirlo lo hemos dicho y lo seguiremos haciendo. Los sevillistas no tienen que sentirse perseguidos, somos nosotros los que tenemos que dar ejemplo y provocar que no nos sancionen más. Si tenemos un comportamiento lógico, tendremos fuerza para hablar de los demás, si no, no tiene ningún sentido. Si tenemos que denunciar a otros, lo haremos, pero eso nos va a dar sólo que también los sancionen a ellos, no que nos quiten las sanciones a nosotros". "Estamos ilusionados en muchas cosas, y lo que no quiero es darle armas a ningún rival y que tengamos que jugar algún partido fuera del Sánchez-Pizjuán y que eso nos merme posibilidades en una temporada que puede ser histórica", concluyó Castro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios