Sevilla FC

Iborra se va dejando una honda huella

  • El sevillismo expresa su enorme gratitud hacia el capitán y éste agradece que el club lo deje salir

Vicente Iborra celebra uno de los goles anotados el pasado curso. Vicente Iborra celebra uno de los goles anotados el pasado curso.

Vicente Iborra celebra uno de los goles anotados el pasado curso. / jesús diges / efe

El 15 de agosto de 2013, el sevillismo andaba muy escéptico con la nueva adquisición para el equipo, Vicente Iborra. El Sevilla tuvo que pagar al Levante seis millones de euros, lo que marcaba su cláusula de rescisión, y muchos entendieron que era un fichaje de perfil bajo y algo caro. Cuatro años después, ese mismo sevillismo se entregó al que ya considera uno de sus capitanes históricos con expresivas muestras de gratitud.

Las redes sociales y los mensajes radiofónicos reiteraron, tras hacerse oficial su pase al Leicester City por 15 millones de euros, más del doble de lo que costó, la huella tremenda que deja Iborra en Nervión. La ristra de mensajes en Twitter con el lema "gracias, capitán", era interminable. El propio jugador reconoció que se sentía triste, pese a que cobrará en Inglaterra el doble de lo que le daba el Sevilla, que le amplió el contrato en septiembre hasta 2020, en compensación por su traspaso frustrado al Sunderland, que también le ofrecía mucho más dinero.

"Es un momento difícil, dentro de que sé que va a ser bueno para mí, para mi familia y para vivir una experiencia en una liga tan llamativa como la Premier -dijo Iborra en SFC Radio-. El Sevilla para mí es especial porque he vivido muchas cosas en esta ciudad. Dejarlo va a ser difícil, pero me marcho feliz por lo que he vivido aquí. Mi mayor premio es haber visto a la gente celebrar por las calles y las muestras de cariño que me llevo en estas últimas horas".

El valenciano, a sus 29 años, no podía desaprovechar esta oportunidad: "Uno ya va teniendo una edad, los trenes pasan y era el momento de cogerlo. Pienso en el futuro de mi familia y eso es lo que me hace cambiar de aires, pero si fuera por otra razón no lo habría hecho. En Sevilla lo tengo todo y he sido muy feliz aquí". Además de agradecer al Leicester, verdugo del Sevilla en la Champions, su confianza, también agradeció al Sevilla las facilidades para salir. "El club ha entendido que era una buena situación para todos y hemos llegado a un acuerdo. En ningún momento queríamos acabar mal y si me marchaba buscaba hacerlo de la mejor manera posible. Ahora estaré un poco más lejos, pero mi apoyo desde la distancia va a estar ahí", concluyó un jugador que defendió al Sevilla en 172 partidos oficiales, en los que marcó 30 goles. Un capitán que ejerció como tal aunque no siempre tuviera garantizada la titularidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios