Última hora Fallece Chiquetete

Sevilla FC

De Jong en coche de caballos y otros cuentos

  • Daniel Pinilla logra que su obra 'El método Monchi' se traduzca al italiano y ya tiene una oferta de Japón

Daniel Pinilla posa con su libro, El método Monchi, en el pedestal de la estatua del rey San Fernando. Daniel Pinilla posa con su libro, El método Monchi, en el pedestal de la estatua del rey San Fernando.

Daniel Pinilla posa con su libro, El método Monchi, en el pedestal de la estatua del rey San Fernando. / juan carlos muñoz

El gol de Perotti en el minuto 90 durante el homenaje de la Roma a Totti fue un premio extra para Monchi. El trabajo de años atrás sigue recompensando al director deportivo más famoso que dio España al mundo. Un descubrimiento suyo ya le dio el pase a la Champions a su Sevilla cuando Jiménez lo subió al primer equipo en enero de 2009 y ese mismo pibito, ya un hombre, mete a Monchi en la Champions ocho años después. De cómo logra el ínclito ojeador que Perottis de turno despunten en la élite trata El método Monchi. Las claves del sistema de trabajo del rey Midas del fútbol mundial.

"En otoño de 2015 tuve una reunión con él y le dije que lo que estaba haciendo el Sevilla bajo su liderazgo en la dirección deportiva merecía un libro". El que habla es Daniel Pinilla (Sevilla, 23-06-1974), periodista metido a escritor que ha dado el pelotazo con esta su cuarta obra, su Daniel Alves bibliográfico. El adiós de Monchi del Sevilla, tan lamentado por muchos sevillistas, fue una bendición para Pinilla, cuyo libro estaba en el horno cuando la Roma empezó a filtrar que lo tenía firmado. Era el momento de llevarlo a impresión.

Pablo Alfaro, Álvaro Torres, José Castro, Blanco o Del Nido diseccionan a Monchi

"A Monchi le planteé un guión más orientado hacia un manual académico, que su enseñanza pudiera trascender incluso lo futbolístico. Le propuse un guión con las cosas que él hacía y me dijo que no se daba cuenta de que hacía tantas cosas". Ya ha sido traducido al italiano por el desembarco Tíber arriba de Monchi. Y ya hay una oferta en la editora Samarcanda, de la que Pinilla es director editorial, para publicarlo en Japón.

Daniel Pinilla quiere dar en su manual "una visión transversal de cómo Monchi hizo de la necesidad virtud en un contexto ruinoso, porque parecía que tenía un buen ojo, con el Sevilla en Segunda". Casi 20 años después, 17, Monchi deja al Sevilla cuarto y el sevillismo no lo celebra. No hay mayor ejemplo de un crecimiento tan gigantesco. Nueve títulos, trece clasificaciones europeas y más de 300 millones de euros en plusvalías sobre un modelo en el que "hubo que perder el pudor a vender", en palabras de Monchi.

La obra cuenta con testigos directos como el ex presidente José María del Nido; el actual presidente del club, José Castro; Antonio Fernández, segundo de Monchi hasta 2006; y su relevo, Víctor Orta, hasta 2013; Pablo Alfaro; Pablo Blanco; el coordinador del departamento Miguel Ángel Gómez; el jefe de comunicación, Jesús Gómez; el periodista Fede Quintero...

De los inicios hablan Joaquín Caparrós y el representante Álvaro Torres, que recuerda cómo fueron a Lisboa a fichar a Gronkjaer, del Chelsea, y Peter Kenyon, director general del club inglés, casi se ríe cuando escuchó una oferta que incluía bonus por rendimiento. Años después vino Kenyon por Daniel Alves... Se cuenta, por ejemplo, que Del Nido obligó a Monchi ir al servicio con Makukula cuando lo ficharon después de que Van Persie estuviese firmado y el Arsenal se interpusiera cuando se excusó para orinar... Y que De Jong incluso se paseó en coche de caballos por Sevilla. Su madre enfermó y prefirió finalmente la oferta del Hamburgo, que le cogía más cerca. El futbolista y su entorno.

¿Pero realmente hay un método Monchi? Pinilla disecciona de forma casi clínica su modus operandi. Entre éstos, el rechazo de entrenadores que conozcan el mercado: "Quiero entrenadores que entrenen". Consenso con autonomía. Captar talento antes que nadie, para lo que se requiere un don intuitivo, además de una gran base de datos de última generación digital, el don para negociar, sin dejar nunca puertas cerradas -como le pasó a Kenyon con Daniel-, la capacidad para estar al día de la necesidad del entrenador y la plantilla, para ese plus que necesita todo equipo ganador... El misterio de cómo generar plusvalías mientras se ganan títulos es lo que intenta desgranar el libro, entre otros muchos cuentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios