Sevilla Atlético - Don Benito Nadar para acabar muriendo en la orilla (2-3)

  • El Sevilla Atlético estuvo muy cerca de remontarle un 0-3 desfavorable al Don Benito

Pejiño conduce la pelota ante la entrada de un rival Pejiño conduce la pelota ante la entrada de un rival

Pejiño conduce la pelota ante la entrada de un rival / SFC

Tarde fría en el estadio Jesús Navas, y más frío que se quedó el público conforme pasaban los minutos y el Don Benito contaba sus ocasiones por goles hasta llegar a ponerse con 0-3 en el marcador. Eso sí, el Sevilla Atlético tiró de orgullo en el tramo final del partido y estuvo muy cerca de igualar la contienda en un choque que, finalmente, acabó con el 2-3 en el luminoso.

Comenzaba el encuentro con un error garrafal de Amo que aprovechaba Artiles para plantarse en el área, aunque algo escorado, y encontrarse con la figura de Lucho. No se presagiaba nada bueno si el capitán comenzaba con esos errores de concentración.

Y así fue, después de otra parada de Lucho a un disparo de la frontal, el Don Benito encontró el premio del gol gracias a un gran tanto de cabeza de Dani López, que definió a la perfección con un testarazo a la red en el que Lucho quizá pudo hacer algo más, pero que el arquero de Barranquilla vio cómo el balón se colaba dentro de su portería.

El Don Benito se hizo fuerte durante un rato, pero a partir del minuto 25 el Sevilla Atlético dio un paso al frente y, guiado por Diabaté, Pejiño y Mena, tuvo varias ocasiones y se mereció el premio de un gol que no acabó llegando a pesar de la insistencia del filial franjirrojo a mitad de la primera parte.

El partido se marchó al descanso con un 0-1 desfavorable al cuadro de Paco Gallardo, pero a la vuelta de los vestuarios lo único que hizo fue complicarse aún más. Dani López se desenvolvió muy bien dentro del área sevillista, eliminó a Berrocal con un recorte y se la puso en el otro extremo a Trinidad, que acabó batiendo a Lucho con mucha tranquilidad.

El tercero para el cuadro visitante llegó en el 70, parecía la sentencia y se encargó Abraham Pozo de culminar una grandísima jugada en la que los jugadores del Don Benito iban dejando sentados con recortes a los defensas hispalenses hasta el punto que el propio Abraham Pozo dejó en el suelo tanto a Lucho como a Berrocal con su último recorte para marcar a placer.

El SevillaAtlético recortó distancias gracias a un penalti cometido sobre Mena que transformó el propio jugador. Esto hizo que el filial se viniese arriba y, gracias a la entrada de Lara, que dio aire fresco al equipo, consiguió el segundo tanto. Gran jugada entre Carlos Álvarez y el propio Lara, que se desmarcó y se plantó prácticamente en el área chica para recortar y marcar con la pierna derecha.

Un gran tanto que al final sirvió de poco, ya que el encuentro agonizaba y el Sevilla sólo tuvo una más que no materializó. Nadar y nadar para acabar muriendo en la orilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios