Sevilla FC

El Mundial, algo más que un sueño para Ben Yedder

  • El goleador sevillista, pese a la competencia en Francia, se plantea ir a Rusia como "un objetivo".

Ben Yedder posa junto a una aficionada antes del entrenamiento de la selección francesa. Ben Yedder posa junto a una aficionada  antes del entrenamiento de la selección francesa.

Ben Yedder posa junto a una aficionada antes del entrenamiento de la selección francesa. / FFF

Griezmann, Mbappe, Dembele, Martial, Giroud... La competencia es tremenda, impresionante, pero Ben Yedder no va a "bajar los brazos". A sus 27 años le ha llegado la gran oportunidad que estaba esperando desde niño. Y no la piensa desaprovechar. En Clairefontaine disfruta de cada momento. Es su primera convocatoria con Francia y no quiere que sea la última. Ya piensa en el Mundial.

Old Trafford lo catapultó, pero él ve que su historia viene de más lejos. "No creo que fuera por eso. Creo que se debe a todo el trabajo que he hecho durante años. El fútbol sala, Alfrotville, el Toulouse, el Sevilla: Todo eso hizo que me convocaran. Old Trafford sacó a la luz todo mi trabajo en la sombra", afirmó en una entrevista a L'Equipe. "Durante todos esos años me decía que nadie podía robarme la esperanza de ser convocado. Ahora, nadie puede robarme la esperanza de mantenerme", indicó el goleador sevillista (19 tantos en 35 partidos) que ya ve el Mundial de Rusia como "un sueño y un objetivo". "Sueño con estar entre los mejores es una enorme ambición. No quiero ponerme límites", señaló.

El franco-tunecino recuerda que al principio no creían mucho en él en el Tolouse, en el Sevilla... "Y aquí estoy": "No miro el tiempo que he tardado en venir, miro lo que me probé a mí mismo durante este periodo. Llevó el tiempo necesario. Podrían haber sido dos años, cinco años, incluso diez años, todo fue porque trabajé duro para llegar aquí y, al final, estoy aquí".

Además, relató su sensación al recibir la llamada de Deschamps. "Fue algo fuerte. Por supuesto, fue bueno para mí, pero cuando vi la emoción de mis padres, de mis amigos, lo comprendí por completo. Me dio escalofríos. Es esta fuerza, la de ellos, lo que sentí durante años, lo que sentí en este momento. Cuando colgué el teléfono con mi familia, me miré a mí mismo y me dije, lo logré (...). Desde que era pequeño, dije que iba a llegar aquí", rememoró.

Y también habló del cruce con el Bayern Múnich. "Tampoco éramos favoritos con el United. Van a ser dos partidos muy grandes y aunque no somos favoritos, vamos a jugar con el corazón, con todo lo que tenemos dentro".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios