El nuevo director deportivo del Sevilla

A por Planes, sin demora

  • Castro, convencido de la idoneidad del ilerdense, está a la espera de que se desvincule del Getafe

  • La opción de Machín, presionado por el Girona, no es la única

Ramón Planes. Ramón Planes.

Ramón Planes. / EFE

Comentarios 2

Llega la hora de negociar y la pelota está en el tejado de Ramón Planes. El último contacto entre José Castro y el director deportivo del Getafe fue bastante satisfactorio para las partes y ahora se abre un nuevo panorama, aunque el Sevilla va con pies de plomo y con cautela en el asunto para no dar un paso en falso. En concreto, el presidente del Sevilla se convenció en la reunión, en la que según Canal Sur Radio estuvo Joaquín Caparrós, de la idoneidad del gestor técnico azulón para embarcarlo en la nueva reestructuración que quiere acometer en toda el área de fútbol. Planes tiene contrato en vigor con el Getafe y ése es el principal escollo, dado que Ángel Torres es hombre duro para negociar y no querrá perder sin nada a cambio a un importante activo tras una buena temporada.

Éste puede ser el quid de la cuestión y el motivo principal del hermetismo en el que se está moviendo el Sevilla, a quien ni siquiera le interesó airear los contactos entre su máximo mandatario y el candidato número uno para hacerse con ese cargo de director deportivo. La elección del candidato para completar la dirección deportiva entra en el terreno siempre proceloso de la negociación pura y dura. Porque Castro espera que Planes sea el que dé el paso y se desvincule del Getafe sin coste alguno para el Sevilla, que no quiere forzar un desencuentro con Torres. Al no tener una cláusula de rescisión fijada en su contrato, depende este extremo de la voluntad de Planes, que está encantado con la opción que le plantea el Sevilla.

La cautela, por tanto, es clave y puede que el compás de espera se amplíe un par de días más para que haya fumata blanca en el Sevilla con el nombre del director deportivo, un rol que quizá tenga a partir de ahora un protagonismo menos visible que el que tuvieron Óscar Arias y, por supuesto, Monchi. Y desde luego tendrá que tener una necesaria sinergia con el cargo de Joaquín Caparrós en esa área de fútbol, otro rol que también debe quedar definido según lo que haya consensuado Castro con Planes. Encajar las piezas de ese puzle es trascendental y parece que hay encaje.

El conocmiento del mercado y la forma de entender el nuevo organigrama que proyecta el Sevilla han sido claves para la determinación de que el ilerdense, de 50 años, es el idóneo. Y también la mayor facilidad para desvincularse de su actual club. En el caso de Felipe Miñambres, por ejemplo, sí hay una cláusula de rescisión fijada en su contrato, lo que implicaría forzar su desvinculación con el Celta. Y ni es la forma de actuar del gestor técnico leonés, que ya declinó tal posibilidad cuando en 2015 lo tentó el Betis, ni el Sevilla tiene esa política con otros clubes. Pero éste es un asunto menor. La elección de Planes está más fundamentada en su idoneidad para imbricarse en el nuevo proyecto.

Así las cosas, el siguiente paso debe ser la elección del entrenador. Y aquí sí apremia más el tiempo al Sevilla. Pablo Machín sigue encabezando la terna de candidatos, por juventud y proyección. También por cualidades y por forma de entender el fútbol. Entre otras cosas, por la configuración de la actual plantilla del Sevilla, su dibujo de 3-5-2 encajaría perfectamente para futbolistas de banda con vocación ofensiva como carrileros: Jesús Navas, Corchia, Escudero, Arana, Layún si se quedase... Y, además, le da mucha importancia al juego de estrategia. El propio Machín destacó ayer una estadística de la web Football-observatory.com en la que el Girona figura como el equipo de las grandes cinco ligas europeas que más rédito ha sacado al balón parado.

El caso es que el Girona está presionando al técnico soriano para que renueve su actual contrato y le ha dado de plazo hasta la semana que viene. Machín espera al Sevilla, pero no tiene mucho tiempo y no es la única opción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios