Sevilla-Eibar

El Eibar ya vela armas en Sevilla

  • El club armero tuvo que retrasar su vuelo por una avería en el avión que lo iba a trasladar por la mañana y aterrizó esta tarde en Sevilla

Pedro León celebra su gol en la remontada del Eibar ante el Sevilla en la primera vuelta. Pedro León celebra su gol en la remontada del Eibar ante el Sevilla en la primera vuelta.

Pedro León celebra su gol en la remontada del Eibar ante el Sevilla en la primera vuelta. / Efe

El Eibar ya vela armas en el hotel de concentración en Sevilla, tras aterrizar esta tarde en la ciudad, después de haber tenido problemas para poder desplazarse a Sevilla. El avión en el que iba a viajar por la mañana se averió y el club armero tuvo que esperar  a que se arreglase el desaguisado para desplazarse.

Al ser el partido a las 22:00, la expedición armera tenía cierto margen de maniobra, aunque tuvo que concentrarse en un hotel vasco para almorzar mientras esperaba noticias positivas del aeropuerto. Según fuentes del entorno del club armero, delegó la su responsabilidad en LaLiga, para que le buscase si era necesario otro avión, dado que su estricto protocolo en la vuelta de la competición obliga a viajar el mismo día de partido cuando se juega a las 22:00.

Corría cierto peligro el partido y se podría haber armado un buen revuelo. En el caso de que no se hubiera podido desplazar se le plantearía un serio problema al Eibar y a Laliga, dado que no había margen para aplazar el partido y el Comité de Competición de la Federación Española podría haber dado el partido por ganado al Sevilla, por incomparecencia del rival, por un resultado de 3-0, como marca el reglamento.

El Sevilla tiene otros dos partidos esta misma semana: el jueves en San Mamés con el Athletic y el domingo ante el Mallorca. Y la semana próxima, ya con horario unificado, se juegan los dos últimos partidos de la Liga el miércoles y el domingo.

Pese al inconveniente, el Eibar tiene varias horas de descasnso en Sevilla hasta la hora del partido, después de un día ajetreado, incluido el abrubto cambio de temperatura al aterrizar por la tarde en Sevilla, con 41 grados a la sombra. No parecen las condiciones idóneas para competir...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios