Sevilla FC Daniel Alves estuvo a punto de ir al Real Madrid en 2007

  • El veterano lateral del PSG, que disputará la Copa América a sus 36 años, da algunas claves de su salida del Sevilla: "Habían jugado dos o tres años con mi futuro"

  • En 2007 se frustró su traspaso al Chelsea por 35 millones y al verano siguiente fue al Barcelona por esa cantidad más pluses que llegaron a los 41 millones

Daniel Alves saluda a Aleix Vidal ante Aitor Ocio en el último Trofeo Puerta. Daniel Alves saluda a Aleix Vidal ante Aitor Ocio en el último Trofeo Puerta.

Daniel Alves saluda a Aleix Vidal ante Aitor Ocio en el último Trofeo Puerta. / Antonio Pizarro

Daniel Alves está de nuevo de actualidad. El seleccionador de Brasil, Tite, lo ha convocado a sus 36 años recién cumplidos para la próxima Copa América, entre otros integrantes de la vieja guardia de la canarinha como Filipe Luis (33), Miranda (34), Thiago Silva (34) y Fernandinho (34). El ex sevillista ha desvleado en una entrevista a ESPN que estuvo a punto de salir del Sevilla rumbo al Real Madrid en 2007. 

"Estuve al 95% de fichar por el Madrid, pero Del Nido es muy peleón. Estaba también el Chelsea y empezó a jugar conmigo. Negociaba con uno y al otro le decía que pagaba más. Llegó el momento y al final no salí del Sevilla", dijo el lateral del PSG sobre el largo verano de 2007.

"Casi fui al Madrid, pero el destino dijo que no, que mi historia era con el Barcelona, como había soñado de pequeño", ha comentado el lateral, el futbolista en activo más laureado, con 38 títulos en su haber, cinco de ellos con el Sevilla, logrados entre 2006 y 2007.

Daniel se negó incluso a viajar aquel agosto de 2007 a Atenas para la previa de la Liga de Campeones con el AEK, dado que estaba negociando con el Chelsea y de haber jugado se habría frustrado su traspaso, o lo habría hecho sin poder jugar la Champions con el club londinense.

Finalmente Roman Abramovich, con todo cerrado entre el Sevilla y el Chelsea para que se produjera el traspaso por 35 millones de euros, dio orden de retirar la oferta y el brasileño se quedó un año más en el Sevilla, al principio a regañadientes, aunque luego se echó el equipo a sus espaldas como capitán, en una campaña muy complicada, tras la muerte de Puerta, la fuga al Tottenham de Juande Ramos en octubre y el relevo en el banquillo de Manolo Jiménez.

El brasileño, ya en la primavera de 2008, recibió la llamada del Barcelona de Guardiola, y ahí ya se encumbró como un futbolista que no dejó de ganar títulos, como ya había anunciado en el Sevilla. "Cuando me enteré que me querían dije que no hablasen con nadie más. Tenía claro que mi historia en el Sevilla ya estaba hecha y dije que o fichaba por el Barça o no jugaba más para el Sevilla. Ya habían jugado dos o tres años con mi futuro. Con el presente igual sí, pero con el futuro, no. El Barça estaba en plena transición, vino Guardiola y dijo que me quería. Y sabía que me iba a ir sí o sí", ha confesado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios