Sevilla FC | Estadísticas Sólo un triunfo, y en Europa, en el nuevo San Mamés

  • El Sevilla, a tumbar su mala racha en el flamante recinto bilbaíno con dos visitas en cuatro días

  • El viejo San Mamés era el estadio de los grandes de España que mejor se le daba

Nzonzi se abraza a Kolodziejczak tras el 1-1 de éste en el Athletic-Sevilla de Liga Europa. Nzonzi se abraza a Kolodziejczak tras el 1-1 de éste en el Athletic-Sevilla de Liga Europa.

Nzonzi se abraza a Kolodziejczak tras el 1-1 de éste en el Athletic-Sevilla de Liga Europa. / EFE

Por esos caprichos del fútbol, el Sevilla visitará San Mamés dos veces en cuatro días. Este jueves jugará la ida de los octavos de la Copa del Rey y el domingo, la decimonovena de Liga, que cierra la primera vuelta. Y también por esos caprichos del fútbol, al Sevilla no se le ha dado bien el flamante recinto bilbaíno, cuando el antiguo San Mamés era el estadio de entre los grandes clubes de España que mejor se le daba. El Sevilla había ganado hasta 16 veces en el entrañable y vetusto recinto rojiblanco. Pero desde el estreno en 2013 del nuevo sólo ha cosechado cinco derrotas en la Liga... y un triunfo en Liga Europa.

Ahora, el Sevilla se presentará en la capital vizcaína como favorito. El equipo de Pablo Machín llega a esta doble cita con una trayectoria encomiable, si bien acumula varios empates y una sola victoria, ante el Girona, en los últimos compromisos ligueros, al jugar varios a domicilio, donde le está costando romper: no gana fuera desde el 30 de septiembre, en Éibar.

El estreno del Sevilla en el nuevo San Mamés, que se puso de largo en 2013, justo un siglo después del viejo San Mamés, estuvo condicionado por las semifinales de la Liga Europa. El equipo de Unai Emery jugó aquel partido con la mente puesta en la vuelta del dramático y feliz cruce con el Valencia, pese a lo mucho que se jugaba en la Liga, pues era la última ocasión de subirse al carro de la Champions. Y perdió 3-1.

La temporada siguiente, la visita liguera a Bilbao se produjo mucho antes en el calendario, y el Sevilla de Emery llegaba con la opción de auparse al liderato. Era la jornada 10 y cayó por 1-0. En la posterior campaña, la 15-16, el partido se jugó en la jornada 38. El Sevilla ya lo tenía todo dicho en una Liga en la que terminó séptimo y además jugaba en la semana posterior dos finales, la de la Liga Europa que ganó al Liverpool, y la de la Copa del Rey que perdió en la prórroga ante el Barcelona. El equipo de Emery, que se tomó la cita como un entrenamiento, perdió por 3-1.

En las dos últimas temporadas, sin ningún condicionante tan claro, volvió a perder. Lo hizo el Sevilla de Sampaoli por 3-1, después de que Nasri igualase el 1-0 inicial, y cayó por 1-0 el de Berizzo.

El único triunfo se produjo en la Liga Europa, el 7 de abril de 2016. El equipo de Emery remontó el gol de Aduriz con tantos de Kolodziejczak e Iborra. En la vuelta necesitó prórroga y penaltis.

El Sevilla de Machín tiene el doble reto de romper la mala racha en San Mamés y la larga sequía a domicilio, desde el 30 de septiembre, excepción hecha de Akhisar. El último triunfo en Bilbao fue en septiembre de 2009, por 0-4. Fue la revancha de la durísima derrota en las semifinales de la Copa ante el Athletic de Caparrós.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios