Sevilla FC

El Sevilla remonta en Tanzania (4-5)

  • Los goles de Promes y Nolito en los diez últimos minutos evitan que el conjunto sevillista hiciera el ridículo ante el Simba

  • Los africanos llegaron a estar con 3-1 y 4-2 en el marcador

Nolito, autor de dos goles, dribla a un jugador del Simba. Nolito, autor de dos goles, dribla a un jugador del Simba.

Nolito, autor de dos goles, dribla a un jugador del Simba. / SFC

El Sevilla evitó en el último minuto un nuevo borrón en el cierre a una temporada que no pasará a los anales de la modernidad de la entidad con una remontada contra el Simba SC tanzano en el amistoso que servía para finiquitar el ejercicio 2018-19. Tres goles en los diez últimos minutos plasmaron en el marcador las diferencias que antes habían quedado anuladas.

Los blancos salieron a pasearse en el Estadio Nacional y a los 16 minutos ya caían por un concluyente 2-0 mientras muchos de sus integrantes se dedicaban a andar sobre el campo sin tomarse siquiera el choque con la intensidad de un entrenamiento.

La debacle fue tal que debió sonrojar incluso a los profesionales sevillistas, que, a través del fútbol de Franco Vázquez, trataron de reaccionar, algo que consiguieron con un gol de Escudero y algunas oportunidades claras más. Pero lo que sucedió fue un simple despeje que acabó en una contra de tres contra uno frente a Jesús Navas ante la pasividad de todos los futbolistas que vestían de blanco.

El cuadro tanzano se iba al intermedio con un 3-1 y Caparrós metió en el terreno a todos los futbolistas que se había llevado al país africano con la salvedad de Vaclik. El arranque de este segundo periodo deparó una excelente jugada de Bryan Gil para que Nolito volviera a recortar, pero esta acción no tuvo continuidad en el marcador.

Al contrario, fue el Simba el que anotó el cuarto en otro desajuste defensivo que acabó con Sergi Gómez lesionado y con Escudero viéndose obligado a retornar al campo después de haber sido sustituido en el descanso.

El descalabro parecía confirmarse entre ocasiones de Promes, Nolito, las buenas acciones de Bryan Gil y una desidia importante por parte de otros muchos sevillistas. Pero la reacción llegó a través de un gol de Promes, que empujó un rechace del guardameta a disparo de Munir.

En pleno desconcierto del Simba, tras un balón al poste de Munir, Promes, de nuevo, y Nolito se encargaron de plasmar en el tanteo las diferencias entre un equipo de una de las mejores ligas de Europa y otro de África. El ridículo había sido evitado al final, mucho mejor...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios