Sevilla FC

El acta de Del Cerro Grande y sus polémicas decisiones en el Osasuna-Sevilla

Unai García se retira del campo sangrando mientras es atendido, minuto 79.

Unai García se retira del campo sangrando mientras es atendido, minuto 79. / Jesús Diges / Efe

La actuación de Del Cerro Grande, al margen del debate nacional suscitado por el penalti que decretó en la acción del Papu con Moncayola, dejó otro aspecto para la polémica. En concreto, la anotación en el acta de tres cambios de Osasuna en el minuto 81, cuando uno de los relevos fue en el 79, con lo que se abre la controversia de que Jagoba Arrasate usara cuatro ventanas, en lugar de las tres preceptivas.

En el acta arbitral, además, recoge las amonestaciones a Julen Lopetegui y Papu Gómez por el susodicho penalti. La del argentino por juego "temerario". Y la del guipuzcoano, por protestar dicha decisión.

En concreto, el colegiado madrileño escribió en su acta arbitral el siguiente argumento para justificar la amarilla al Papu: "En el minuto 72 el jugador (24) Gómez, Alejandro Darío, fue amonestado por el siguiente motivo: Golpear a un contrario con el brazo en el cuello de forma temeraria en la disputa del balón". Moncayola, en cambio, se echó la cara a la mejilla derecha dejándose caer.

En cuanto a la amarilla a Lopetegui, su redacción fue la siguiente: "En el minuto 82 el técnico Lopetegui Agote, Julian fue amonestado por el siguiente motivo: Mostrar disconformidad con una de mis decisiones". Primera jornada, y primera amarilla a Lopetegui, que ya se perdió el último partido de la pasada Liga por acumulación de amonestaciones.

Según dijo Lopetegui en la rueda de prensa, se dirigió a Del Cerro minutos después del 2-1 para preguntarle qué penalti había visto.

Pero quizá lo más llamativo del acta sea el asunto de los cambios. Vaya por delante que es lógico que, con Unai Gómez sangrando tras un golpe con Delaney en un salto de cabeza, no contabilizara como ventana cuando, dos minutos despué fueron sustituidos otros dos jugadores de Osasuna. Pero lo cierto es que Arrasate usó cuatro ventanas, ya que entre la sustitución del central herido y las dos siguientes mediaron incluso las de los tres últimos cambios del Sevilla: Alex Telles, Rakitic e Iván Romero por Ocampos, Delaney y Papu Gómez.

En el acta redactada por el madrileño no figura el minuto 79, cuando se produjo la sustitución de Manu Sánchez por Unai García, que aparece en el minuto 81 junto con las de Pablo Ibáñez por Aimar y Kike García por Chimy Ávila, que sí se produjeron después del triple cambio sevillista. Arrasate ya había usado anteriormente dos ventanas.

Llama la atención que, aunque el partido estuviese parado mientras que se estaba retirando Unai García y se producía el triple cambio del Sevilla, en el minuto 80, Del Cerro retrasara el cambio del central herido hasta la ventana en la que Arrasate hizo sus dos últimos cambios, que en puridad ya serían una cuarta ventana, cuando no se pueden hacer más de tres. El técnico rojillo no aprovechó el cambio del central para introducir sus dos últimos cambios.

Y llama la atención esa flexibilidad en la anotación de los cambios de Del Cerro frente a la inflexibilidad en la acción del penalti decretado, y entendido como penaltito por una mayoría de comentaristas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios