Sevilla FC - Valencia CF Los nombres propios del Sevilla: del goleador Reguilón a las pilas cargadas de Navas

Reguilón mantiene el equilbrio mientras avanza con el balón. Reguilón mantiene el equilbrio mientras avanza con el balón.

Reguilón mantiene el equilbrio mientras avanza con el balón. / Antonio Pizarro

En detalles, como la fe del equipo en el gol de Reguilón, o las energías con las que acaba la temporada Jesús Navas, se extrae que el Sevilla llega al final muy fuerte físicamente.

En el tanto del madrileño, además, parecía que el equipo que no se jugaba nada era el Valencia y el que perseguía un objetivo era el Sevilla.

Que un lateral marcase el primer gol de la Liga ante el Espanyol y el último ante el Valencia da una muestra de cómo es el modelo de Lopetegui y cómo los pasillos exteriores tienen gran protagonismo en ataque.

Reguilón

El lateral que abrió y cerró el capítulo goleador de una Liga... ¿sin ‘nueve’? Marcó el primer gol en la Liga (ante el Espanyol) y anotó el último y resulta una paradoja el dato de que abra y cierre el capítulo de goles en un año en que la afición echó en falta un nueve. Pero quizá ello da una muestra de cómo es el modelo Lopetegui, en el que el delantero hace un gran trabajo defensivo y los laterales vuelan hacia arriba.

Jesus Navas 

Ha acabado con pilas para empezar otra temporada. Aunque aún queda la cita europea en Alemania, parece increíble cómo ha acabado la temporada un Jesús Navas que en las dos últimas campañas parecía dar muestras de que empezaba a sentir las secuelas que el paso de los años deja en la elasticidad muscular. Ni una lesión en un año en el que ha acabado como un tiro. Su nivel después del confinamiento ha sido espectacular a meses de cumplir 35. Deja la sensación de que siempre puede sacar el centro y lo acaba sacando.

Bono

Otra muestra para despejar las precipitadas dudas. Si ya había disipado todas las dudas que, precipitadamente, se habían instalado sobre él por culpa de una acción ante el Cluj que es cierto que pudo derivar en tragedia, el marroquí volvió a responder con seriedad y con sensaciones que hasta puede decirse que mejoraban las últimas de Vaclík. Sacó un par de balones difíciles.

Ocampos

El jugador franquicia pareció que guardó fuerzas. Sin duda ha sido el hombre de la temporada, por su potencia, capacidad de liderazgo y gol, pero en la última cita pasó más de puntillas, como si guardara fuerzas para lo que queda en Alemania. Se metió para dentro y en la primera parte apareció, pero no buscó con tanta ansia esos balones en los que acaba siendo decisivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios