Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Sevilla FC

Andre Silva, una felicidad por compartir

  • El luso, “muy contento” por su decisión de fichar por el Sevilla, en busca de un socio para el ataque

  • "Estoy muy feliz y espero cosas positivas”, aseguró en su país, donde está concentrado con la selección lusa

Andre Silva atiende a la prensa en la concentración de Portugal. Andre Silva atiende a la prensa en la concentración de Portugal.

Andre Silva atiende a la prensa en la concentración de Portugal. / Rodrigo Antunes / Efe

Aterrizó el 11 de agosto en Sevilla y un día después estaba debutando en Tánger frente al Barcelona. Desde el principio, Andre Silva ofreció buenas sensaciones, tanto en aquella media hora en la que dejó pinceladas de su fútbol de espalda, su visión de juego y su capacidad combinativa, como en su segunda aparición, en Olomouc, en la que dio dos pases de gol claves: uno lo desaprovechó Muriel y otro lo convirtió en oro Sarabia. Luego llegó su esperanzador debut en la Liga, en su primer partido de 90 minutos: hizo tres de los cuatro goles del Sevilla en Vallecas... y se calmó.

El esperanzador inicio de Andre Silva, el delantero de referencia para Pablo Machín hasta el punto de que ha completado los tres partidos de Liga, se topó con la excesiva realidad de su soledad arriba ante los dos primeros rivales serios a los que se ha enfrentado, Villarreal y Betis. Tras la derrota en Heliópolis, el joven internacional luso se declaró felicísimo por haber acertado en su decisión de firmar por un año con el Sevilla. “Estoy muy contento con la decisión que he tomado y estoy muy feliz. Estoy contento y espero cosas positivas”, insistió durante una comparecencia ante la prensa de su país, con motivo de los próximos partidos internacionales que jugará con Portugal.

Una de esas cosas positivas que espera encontrar en el Sevilla podría ser dar con un socio para el ataque. Salvo en Vallecas, Andre Silva ha tenido pocas ocasiones de mostrar sus virtudes rematadoras. Sin embargo, sí ha demostrado ser un gran delantero de referencia con poder para jugar de espaldas, combinar en primera o segunda acción y encontrar al compañero más adelantado o desmarcado. En un rato que jugó junto a Ben Yedder ante el Villarreal evidenció que esa asociación puede ser positiva. Machín le está dando a él toda la responsabilidad: ha jugado los 270 minutos de la Liga. El entrenador sevillista, no obstante, tiene que buscarles acomodo a los otros delanteros, junto con él o dándole relevos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios