sevilla f. c.

Un enroque ante el jaque mate

  • La reunión del consejo de administración se producirá tras volver a aplazarse 24 horas más

  • El bando de Pepe Castro busca fortalecerse frente al de Del Nido

Pepe Castro y José María del Nido Carrasco, durante una junta de accionistas. Pepe Castro y José María del Nido Carrasco, durante una junta de accionistas.

Pepe Castro y José María del Nido Carrasco, durante una junta de accionistas. / antonio pizarro

Comentarios 1

Las disputas por el poder en el consejo del Sevilla vivirán hoy el capítulo pendiente después del aplazamiento de 24 horas ocurrido ayer. La demora del esperado vis a vis entre los dos bandos estuvo motivada por un error en la convocatoria que incluyó la figura de José María del Nido Carrasco; todo un traspié, dada su condición de consejero y vicepresidente cesado por propia elección, informó Muchodeporte.com.

Estas horas suplementarias habrán permitido a las partes ahondar en las respectivas tácticas que hoy se pondrán sobre la mesa con el objetivo de fortalecerse en la dirigencia -en el caso de Pepe Castro- o de forzar la dimisión del presidente -en el caso del bando de los Del Nido-. Como si fuera una partida de ajedrez, las blancas oficialistas apostarán por la jugada del enroque ante el jaque mate pretendido por las negras.

Pepe Castro planea ocupar las plazas vacantes con piezas de su color. De ahí que esté especulándose con que el presidente incluya a Carolina Alés y a Francisco Guijarro, miembro de Sevillistas de Nervión, alguien que encajaría en la vicepresidencia, una torre idónea para el enroque.

El movimiento podría ser maestro, siempre y cuando Del Nido no logre la revocación de la dimisión de la que ahora quiere dar marcha atrás. Estar fuera del consejo no es una posición de fuerza en esta partida por la hegemonía del club, de ahí que la anterior jugada de Del Nido haya sido calificada de error en los mentideros futbolísticos.

Además el error es doble: después del torbellino de la marcha de Vitolo, el vicepresidente esperaba detonar con su dimisión una carga en el consejo, algo que no ha sucedido. Fruto de un fallo de cálculo o víctima de una mascarada en la que esperaba contar con el paso adelante de hipotéticos aliados, la posición del bando crítico de Del Nido se ha debilitado.

Aseguran desde este flanco que es Castro quien ha sufrido un desgaste fatal por su gestión. Además del caso Vitolo, mencionan la polémica de las subidas de los abonos e incluso blanden unos supuestos documentos comprometedores para el dirigente, que, a su vez, cuenta con las fortalezas de la trayectoria deportiva y se sabe respaldado por los principales accionistas sevillistas, incluido Rafael Carrión, el máximo poseedor de acciones a título individual.

La batalla está servida. Guijarro, que suena a próximo hombre fuerte del presidente, valoró los hechos: "Quieren buscar cualquier tontería para que Pepe Castro tenga que irse… cuando Castro ha logrado los mejores resultados deportivos y económicos de los últimos 40-50 años. Un presidente que nunca ha tenido sueldo del club ni familiar asalariado. No se puede entender que con el Sevilla en la cumbre pueda provocarse esta pelea… No se puede meter la pata así. La maniobra de Del Nido sólo puede responder a la desesperación. Él está viendo que los presupuestos van para arriba y los resultados también… y, claro, no es lo mismo que cuando Del Nido se fue con un déficit".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios