Atlético de Madrid - Sevilla | Nombres propios

El liderazgo de Rakitic se debe demostrar en citas así

Rakitic dispara en el balón que se le quedó en el minuto 3. Rakitic dispara en el balón que se le quedó en el minuto 3.

Rakitic dispara en el balón que se le quedó en el minuto 3. / efe

El Sevilla tuvo un buen partido en apariencia, pero en la realidad no fue capaz de hincarle el diente al líder Atlético de Madrid. Los sevillistas gozaron de una mayor posesión del balón, pero siempre carecieron de un planteamiento de juego profundo con Suso en la posición de 'falso nueve' y En-Nesyri partiendo desde la banda izquierda.

Rakitic | Esas oportunidades, aunque sean en el minuto 3, no pueden irse al limbo

En el primer lanzamiento de córner del Sevilla le cayó un balón rebotado en el área pequeña y sin ningún futbolista rival alrededor, pero se precipitó y golpeó de manera muy defectuosa cuando era una ocasión clarísima para anotar el cero a uno. Ahí pudo estar la clave de todo, por muy pronto que fuera, que los sevillistas habían malogrado la oportunidad de golpear y su gran estrella se iba de la jugada casi como si nada hubiera pasado. El control posterior resultó estéril.

Suso | Teórico ariete y sin opción de pase, ni presión ni llegada

Lopetegui pensó que el gaditano era una buena solución para colocarlo en el centro del triángulo de atacantes para dejar a los tres centrales con los que ahora se maneja Simeone sin ninguna referencia y el experimento, a la vista está, no resultó. Suso no tenía opciones de pases dañinos y, además, tampoco servía para desmarcarse ni para presionar.

Vídeo resumen del Atlético de Madrid-Sevilla Fc (2-0)

En-Nesyri | Difícil de interpretar que lo alejaran del área

Fue al revés que en otros partidos en los que casi siempre empieza de nueve y acaba apoyando a una de las bandas para el trabajo sucio. Lo contrario que Suso con el agravante de que era un futbolista que venía inspirado en la faceta goleadora, pero lo alejaron del área y de las rupturas hasta el segundo periodo. Falló una ocasión clarísima al final.

Óscar Rodríguez | Primer cambio, se manejó como un juvenil, resbalones incluidos

No tuvo nada que ver con el futbolista emergente que había empezado a mostrarse en sus oportunidades tanto en la Copa del Rey como en algunas citas de la Liga de Campeones. Lopetegui lo eligió como primer cambio en lugar de Joan Jordán y salió con muchas ganas, pero después se manejó como un juvenil, sin sitio y resbalándose muchas veces. Así fue en el 2-0.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios