Athletic Club - Sevilla FC

Los nombres propios: Banega al mando, Munir con el estoque

Banega, con En-Nesyri ante el árbitro del Athletic-Sevilla, Medié Jiménez. Banega, con En-Nesyri ante el árbitro del Athletic-Sevilla, Medié Jiménez.

Banega, con En-Nesyri ante el árbitro del Athletic-Sevilla, Medié Jiménez. / Luis Tejido (Efe)

En la victoria del Sevilla en Bilbao, que supuso un espaldarazo en sus aspiraciones para la Liga de Campeones, resultó fundamental el mando de Banega una vez más y la llegada de Munir, que obró la remontada. La convincente actuación de Bono debe reforzar su confianza en este tramo final de Liga.

Munir

Lo sencillo que parece estar en el sitio. Esa intuición, esa lectura del juego de ataque, esa viveza, se tiene o no se tiene. Y en espera de que aflore en otros compañeros de la línea de vanguardia sevillista, el delantero madrileño está resolviendo la papeleta. Si ya fue clave su plástica volea ante el Villarreal, que evitó la derrota, su testarazo en Bilbao supo a definitivo.

Banega

Monchi sabe que deberá tapar un enorme vacío. Otra actuación memorable la del manijero de Rosario, que no va a ahorrarse un solo esfuerzo por tratar de irse por la puerta grande del club en el que mejor ha jugado desde su salto al fútbol europeo. Es enorme la ascendencia que tiene en el juego del equipo. Tan grande como el vacío que va a dejar cuando se vaya.

Bono

Dos paradas que deben darle mucha confianza. El portero marroquí tenía toda una papeleta con su vuelta a la titularidad después de su noche negra ante el Cluj. Y en un escenario, San Mamés, que pesa aunque esté sin la ardiente afición rojiblanca. Pero estuvo en el sitio ante el remate desde muy cerca de Córdoba y alargó el brazo ante el tiro ajustado de Muniain, ya en el minuto 84.

Gudelj

No siempre conviene meterse entre los centrales. El serbio es un futbolista que mira más al retrovisor que al parabrisas. Cuando no es su obsesión por el pase de seguridad, que a veces desaprovecha líneas para progresar, es su querencia a incrustarse entre los centrales. Ayer volvió a dar el paso atrás cuando el Sevilla trataba de empatar y abrió una vía al Athletic por dentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios