La reforma del campo del Sevilla

La nueva grada de Fondo, en marcha

  • Los trabajos han comenzado en el Sánchez-Pizjuán, donde ya se están retirando los antiguos graderíos

Comentarios 1

La reforma del graderío del estadio Ramón Sánchez-Pizjuán arranca con la transformación de la grada baja de Fondo y la ampliación de las puertas de ese mismo sector y Gol Sur. Como ya informó este periódico el pasado viernes, la Gerencia de Urbanismo otorgó al Sevilla Fútbol Club una licencia de obras con la que se pretende ganar, una vez terminen las siete fases del proyecto (ahora comienzan las dos primeras), 4.400 localidades, blindar la seguridad de los aficionados al garantizar una evacuación en menos de cinco minutos, y disponer de cinco veces más espacio que el actual para los discapacitados que acudan con sus acompañantes.

El cambio sustancial consiste fundamentalmente en la reordenación del graderío con el consiguiente cierre de vomitorios en la planta baja y la apertura de un mayor número de puertas de accesos y de salida con el fin de garantizar la seguridad. En el primer anillo de Fondo se eliminan los vomitorios de la planta baja y el pasillo intermedio entre el banco de pista y la tribuna baja, de modo que el acceso a esta zona se realizará por la planta primera. También se realizará una redistribución de los pasillos escalonados de acceso a las localidades, de modo que se ganarán algunas filas de asientos. En esa grada del estadio se lograrían 947 asientos nuevos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios