sevilla f.c.

La prisa por el técnico, de la AFA

  • Sampaoli sigue siendo entrenador del Sevilla, que se toma con obligada calma el posible relevo

  • Mientras la federación argentina no pague no puede negociar con ningún candidato

Jorge Sampaoli gesticula nervioso en la rueda de prensa previa al partido ante Osasuna. Jorge Sampaoli gesticula nervioso en la rueda de prensa previa al partido ante Osasuna.

Jorge Sampaoli gesticula nervioso en la rueda de prensa previa al partido ante Osasuna. / josé ángel garcía

Comentarios 1

Es muy improbable que antes de que concluya la semana el Sevilla sepa quién será el entrenador del equipo para la temporada 17-18. En primer lugar, debe tener bien atados los últimos cabos de la rescisión contractual de Jorge Sampaoli, después de que el técnico argentino ya haya reconocido que la Asociación del Fútbol Argentino se puso en contacto con él tras haberlo elegido como el seleccionador de la albiceleste. Y la negociación puede ser dura, alargarse en el tiempo y, en el peor y más extremo de los casos, hasta romperse, lo que dejaría un escenario que no desea nadie, el de la continuidad de un entrenador cuyo deseo está fuera. Después de esto, el Sevilla ya podrá negociar con el elegido para tomar el testigo. Antes, en ningún caso.

La temporada ha terminado especialmente pronto pese a que este verano no hay ningún torneo internacional futbolístico. El constreñimiento del calendario, por el deseo de la UEFA de que la final de la Liga de Campeones sea el último partido oficial, juega a favor del Sevilla. Si bien debe jugar la previa de la Champions entre el 15 y 16 de agosto la ida y el 22 y el 23 la vuelta, este verano tiene incluso más margen de maniobra que el pasado, en el que disputó la Supercopa de Europa el 9 de agosto. A 22 de mayo, el club nervionense tiene que arrostrar una situación similar a la que ya vivió el curso pasado en junio, cuando Unai Emery comunicó que iba a escuchar la propuesta del PSG. Entonces, el Sevilla se vio atado de pies y manos durante una pequeña fase de tiempo, en la que no pudo negociar con el relevo (Jorge Sampaoli) hasta que el club parisino no pagó la cláusula de rescisión. Fueron días de nervios, sobre todo para Emery. El Sevilla esperó con calma, con el argentino en la recámara.

Berizzo fue despedido con honores del Celta, cuya afición cargó contra Mouriño

Con éste no se pudo sentar a negociar hasta que no hubo constancia oficial de la rescisión del contrato de Emery. De lo contrario, podría haberse dado una peligrosísima, por ilegal, duplicidad de contratos con dos entrenadores. Desde la comunicación de Emery de que rescindiría el contrato, el 8 de junio, hasta la llegada de Sampaoli a Sevilla, el 13 de junio, pasó casi una semana. Pero hasta la rúbrica del nuevo contrato del argentino tuvo que pasar aún más tiempo, concretamente casi 20 días, pues Sampaoli no firmó hasta el 27 de junio su vinculación por dos temporadas con el Sevilla.

Esta misma situación se repite poco menos de un año después. La propia AFA anunció, a través de su vicepresidente, Daniel Angelici, amigo de José Castro, que él mismo arribará a Sevilla con Carlos Tapia, presidente de la AFA, el jueves. Su idea es "intentar rebajar el tope de la cláusula de rescisión". Castro replicó tras el cierre liguero que no puede negociar la cláusula, porque el Sevilla no quiere deshacerse del entrenador y porque ya tuvo que pagar la cantidad que dejó pendiente Sampaoli con la Federación Chilena. Y ahí estará el tira y afloja, en el que la AFA es posible que quiera incluir algún amistoso tasado muy al alza...

Entretanto, Eduardo Berizzo fue despedido con honores en el Celta, y con críticas de la afición viguesa a Carlos Mouriño por no renovarlo. El argentino tiene pretendientes. El Sevilla es uno, el Athletic podría ser otro. En ambos clubes gustan las maneras del discípulo de Marcelo Bielsa, aun con las dudas de haberse dejado ir en la Liga. Hay canales para saber cuál es la intención de Berizzo sin airear negociación alguna. En Nervión no pueden dar pistas ni tener prisa, porque sería darle armas negociadoras a la AFA. Y eso lo quiere evitar la directiva nervionense por todos los medios. Las prisas son de la AFA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios