Primera RFEF

Un gran respiro para el Sevilla Atlético en San Fernando (2-3)

  • El filial aprovecha su gran arranque en la Isla para sumar su primer triunfo

  • Los de Paco Gallardo sufrieron pese a ponerse 0-3

Valentino se lleva un balón de cabeza ante un rival.

El Sevilla Atlético sumó su primera victoria en la isla de San Fernando, tres puntos de oro para un equipo muy necesitado que deben permitir al equipo de Paco Gallardo ver el futuro con algo de más claridad y, sobre todo, que los jóvenes nervionenses empiecen a creer en lo que están haciendo. Después de tres derrotas consecutivas y de ceder un empate en la primera jornada en casa ante el Sabadell, el único punto que había sumado, los rojiblancos se agarraron a un gran arranque de partido en Bahía Sur para superar a un equipo que se queda en el pozo de la tabla junto al Betis Deportivo aunque con los mismos puntos que los gaditanos, pero también igualado al Cornellà, que marca los puestos de salvación, y 4 equipos más.

Los de Gallardo siguen en zona de descenso, pero afrontan ahora la visita del Algeciras al estadio Jesús Navas con otro talante.

El Sevilla Atlético dio muy pronto y dio dos veces. Ya casi en la primera llegada, pasado el minuto 5, ya había avisado con un cabezazo de Iván Romero, pero a la siguiente jugada Nacho Quintana, con una espectacular chilena, adelantaba al filial. Y en menos de otros 5 minutos Iván Romero aprovechaba un error del guardameta local para poner más tierra de por medio.

Con 0-2, al San Fernando se le hizo muy cuesta arriba remar contracorriente y sufrió mucho. Un defensa sacó casi en la misma raya de gol el que hubiese sido el tercero, aunque éste llegaría antes de la media hora con un cabezazo de Iván Romero en el saque de una falta.

La relajación por el resultado llegó en los visitantes y el San Fernando acortó distancias con un disparo desde la frontal del área de Dopi y el equipo cañaíña se iría al descanso con vida al conseguir el 2-3 en un mal despeje de Kibamba, que anotó en propia puerta.

En la segunda mitad, el ritmo del partido bajó. El San Fernando lo intentó de todas maneras y tuvo posesión y control, pero el equipo sevillista supo armar un buen bloque defensivo y casi no concedió ocasiones ni llegadas reseñables al equipo azulino.

El triunfo supone un golpe moral importantísimo para el filial sevillista que le servirá para preparar la visita del Algeciras con preocupación por situación clasificatoria, aunque con menos urgencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios