Sociedad

Ataque de Arran contra el turismo en Palma de Mallorca

  • La organización de izquierda independentista vinculada a la CUP publica un vídeo de una protesta en el muelle viejo de la ciudad con pancartas, bengalas y lanzando confeti en un restaurante.

Comentarios 3

El Gobierno balear y los partidos PP y Ciudadanos (Cs) han rechazado este miércoles la protesta que llevó a cabo en julio pasado en Palma la entidad juvenil Arran Jovent contra el turismo de masas.

La organización juvenil de izquierda independentista vinculada a la CUP Arran Jovent ha colgado en su perfil de la red social Twitter un vídeo de esta protesta contra el turismo, en el que se puede ver una protesta en el muelle viejo de Palma con pancartas, bengalas y lanzando confeti en un restaurante. "Paremos el turismo masivo que destruye Mallorca, que condena a la clase trabajadora de los Países catalanes a la miseria" es el mensaje que acompañaba al vídeo difundido ayer por la entidad.

La reivindicación tiene lugar tras el acto del jueves pasado en Barcelona, donde cuatro encapuchados asaltaron un autobús turístico cerca de una parada del Camp Nou, donde hicieron una pintada en la parte delantera del vehículo que decía "el turismo mata" y pincharon una rueda, sin causar daños personales.

La directora general de Turismo de Baleares, Pilar Carbonell, ha criticado hoy la acción de protesta en Palma y ha afirmado que "de ninguna manera" es legítimo "poner en riesgo a las personas y los bienes materiales de otros".

Carbonell ha defendido que todo ciudadano tiene "todo el derecho del mundo" a expresar sus críticas en un sistema democrático, pero no "poner en riesgo a las personas y a los bienes materiales de otros".

A su parecer, la mejor manera de defender a los trabajadores del sector turístico es "avanzar" hacia la redistribución de los beneficios generados por el turismo y hacia el respeto al medio ambiente, logrando un "equilibrio social y económico", algo en lo que "trabaja" el Gobierno progresista de Baleares.

El PP balear ha expresado en un comunicado su rechazo a las conductas violentas contra el turismo por parte de grupos radicales y ha pedido contundencia a la instituciones. "Condenamos enérgicamente el ataque reivindicado por el grupo radical Arran Països Catalans y, tras su anuncio de llevar a cabo más acciones similares, pedimos a las instituciones que actúen con contundencia y tomen medidas para evitar que actos similares puedan llevarse a cabo", ha señalado este partido.

Por su parte, el número uno de Ciudadanos en Baleares, Xavier Pericay, ha confiado en que "nadie se tome a broma lo ocurrido en el restaurante del Moll Vell de Palma hace diez días". También el presidente de la Agencia Valenciana de Turismo, Francesc Colomer, ha pedido hoy tranquilidad frente a la "turismofobia" y los sucesos que están sucediendo en ciudades como Barcelona o Palma, y ha abogado por considerar el turismo como "algo positivo y generador de empleo".

En la Comunidad Valenciana, al igual que en Baleares o Cataluña, el debate sobre la regulación de los apartamentos turísticos, continúa abierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios