Sociedad

Atracan tres bancos en menos de tres horas

  • Un empresario y su empleado, residentes en Málaga, viajaban a Madrid para dar los golpes

La Policía ha detenido a dos individuos, el dueño y el empleado de una empresa, que residían en Málaga y viajaban a Madrid sólo para robar sucursales bancarias, llegando a atracar tres de ellas en menos de tres horas.

Según informó ayer la Jefatura Superior de Policía de Madrid, la detención fue posible gracias a la colaboración de una empleada de una sucursal, que llamó al 091 al reconocer a los individuos como los presuntos autores de un atraco anterior.

La investigación comenzó el pasado 20 de junio, cuando los individuos atracaron tres entidades bancarias de Madrid en menos tres horas.

Todos los robos se realizaron de la misma manera: los ladrones, vestidos con traje y gafas de sol, accedían a la sucursal y esperaban su turno pero cuando iban a ser atendidos ambos se ponían un casco de moto e intimidaban a los empleados con un arma blanca y un arma de fuego.

Posteriormente, sustraían el efectivo de la caja y huían en una motocicleta.

Ocho días después de cometer los tres atracos seguidos, los individuos robaron de la misma manera en una sucursal del distrito de Salamanca, de donde se llevaron 1.800 euros.

Al día siguiente, intentaron hacer lo mismo en una entidad del distrito de Chamberí pero fueron reconocidos a la entrada por una empleada que les identificó como las personas que habían robado días antes en una sucursal del mismo banco y les negó el acceso.

La empleada avisó al 091 y manifestó que los individuos se habían refugiado en un bar situado al lado de la sucursal que querían atracar. Poco después, eran detenidos en ese bar, donde se les intervinieron dos armas blancas, un arma de fuego simulada, los dos cascos con los que se tapaban los rostros y la motocicleta que utilizaban para huir del lugar.

Los arrestados, de 40 y 48 años de edad, eran el dueño y el empleado de una empresa y ya han sido puestos a disposición del juez, que ha decretado su ingreso en prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios