Sociedad

Celaá propone una prueba de acceso para ser profesor

  • El Gobierno abre un debate con expertos y sindicatos para avanzar en una reforma “integral” de la docencia

Un grupo de docentes realiza las oposiciones de secundaria el pasado mes de junio. Un grupo de docentes realiza las oposiciones de secundaria el pasado mes de junio.

Un grupo de docentes realiza las oposiciones de secundaria el pasado mes de junio. / Carlos Gil

Comentarios 5

El Gobierno abre el debate para la reforma “integral” de la profesión docente con un foro que inauguró la ministra de Educación, Isabel Celaá, quien ha planteado nuevos requisitos para ser profesor, así como evaluaciones voluntarias con el fin de mejorar en sus condiciones laborales.

“Existe un amplio consenso en que los docentes son la pieza básica de la calidad de la educación” pero no siempre se ha traducido en “las condiciones necesarias” para que lleven a cabo “su compleja labor con éxito”, ha dicho la ministra a los expertos que se han dado cita en el foro Educar para el siglo XXI.

Celaá confía en encontrar “un deseo común entre las fuerzas políticas y los representantes de la comunidad educativa” y alcanzar un acuerdo sobre esta profesión.

La también portavoz del Gobierno ha defendido que a la docencia deben llegar “los mejores” y no aquellos que lo hacen “por avatares de la vida”, para lo que es necesario redefinir desde el acceso a la profesión a la evaluación de su quehacer.

Así, ha hablado de establecer algún tipo de prueba o requisito para acceder a los estudios de Magisterio y al máster para optar a una plaza de profesor de Secundaria.

Impulso a las evaluaciones del profesorado

Sobre las evaluaciones voluntarias, Celaá ha defendido que servirán a “todos aquellos que deseen recibir una información sobre su quehacer docente y que les ayude así a seguir avanzando en su práctica”.

Es una iniciativa que también defiende la OCDE, cuyo director de la División de Asesoramiento e Implementación de la Dirección de Educación y Habilidades, Paulo Santiago, ha hablado de la posibilidad de establecerlas en Madrid.

Según Santiago, hay que “compensar adecuadamente a los docentes y certificar sus competencias” a través de evaluaciones periódicas como se hacen en muchos países.

La opinión de los expertos

Otro experto que ha intervenido fue el pedagogo José Antonio Marina, quien ha recordado que el ex ministro Íñigo Méndez de Vigo le encargó en su día un libro blanco sobre la profesión docente y en él intervinieron cerca de mil personas.

“Todo el mundo lo elogió” pero luego “no hubo nada”, según Marina, que ha solicitado a Celaá que “si no va a llevar esto hasta las últimas consecuencias, no lo empiece” porque sino será “otro pitorreo”·

Sobre las evaluaciones del desempeño docente, Marina ha afirmado que deberían ser “obligatorias” en colegios y universidades.

La ministra también sugirió que se debería “establecer una fase de inducción a la práctica en la que el nuevo docente esté arropado por expertos, de forma que pueda consolidar sus competencias antes de asumir de forma autónoma su trabajo”, al igual que a un recién licenciado en Medicina no se le pone a operar él solo.

También defendió que se debe garantizar en el horario laboral “tiempos de reflexión conjunta” entre profesores. Mejorar la estabilidad de las plantillas, promover un modelo de formación permanente, y evaluar la capacidad de trabajar en equipo en proyectos comunes son otras sugerencias de Celaá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios