Sociedad

Desarticulada una red que traficaba con albaneses

  • El grupo estaba asentado principalmente en Albania, Italia y Grecia; aunque también contaba con miembros en España y Reino Unido. Hay 72 detenidos y se han identificado a 180 víctimas, 14 de ellas menores.

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal especializada en el tráfico de ciudadanos albaneses, la mayoría de ellos con destino al Reino Unido, en una operación en la que se han identificado 180 víctimas, 14 de ellas menores. Además, algunas de las mujeres con las que traficaba la red eran  explotadas sexualmente.

La operación, que continúa abierta, se ha saldado con 72 detenidos, entre ellos los miembros del entramado supuestamente encargados de dar apoyo en España a los responsables de la red asentados en Albania, Italia y Grecia. 

  

La investigación comenzó hace un año, cuando la Policía detectó un incremento de ciudadanos albaneses que llegaban al aeropuerto de El Prat procedentes de Italia o Grecia, con destino al Reino Unido o Irlanda. Para viajar utilizaban documentos italianos o griegos falsificados, muchos de los cuales aparecían como robados o extraviados en bases de datos policiales. 

Las declaraciones tomadas a estos ciudadanos resultaron especialmente difíciles porque se mostraban muy herméticos, debido probablemente a que los miembros de la organización les habían aleccionado al respecto e incluso amenazado. Las pesquisas revelaron que los inmigrantes viajaban hasta Italia o Grecia utilizando su propia documentación, y en estos países las organización supuestamente les proporcionaba un paquete de documentos, entre ellos pasaportes, cartas de identidad, permisos de residencia, carnés de conducir o tarjetas sanitarias. Así, podían dirigirse a su país de destino, que la mayoría de las veces era el Reino Unido. Algunos de los inmigrantes explicaron a la Policía que habían comprado los documentos falsos en Italia o Grecia, pagando por ellos cantidades que oscilaban entre 500 y 4.000 euros

La red se quedaba en muchas ocasiones con la documentación original de los inmigrantes con dos finalidades: para asegurarse el cobro de un segundo plazo por el viaje de los inmigrantes y para la explotación sexual de algunas de las mujeres trasladadas allí. De hecho, se ha contabilizado un elevado número de mujeres de entre 20 y 25 años entre el total de inmigrantes afectados. 

El grupo estaba asentado principalmente en Albania, Italia y Grecia, aunque también contaba con miembros en España y en el Reino Unido. Los miembros españoles eran facilitadores afincados principalmente en Barcelona que se ocupaban de retener las documentaciones originales de los inmigrantes, de buscar alojamiento para ellos y de obtener los billetes de avión o trasladarlos al aeropuerto. Por su parte, los miembros de la organización en el Reino Unido, que también actuaban como facilitadores y como pasadores, se encargaban también de adquirir los billetes de avión y de acompañar a los inmigrantes durante los viajes, así como de aleccionarles para que no tuvieran problemas en los controles. 

De las 72 personas detenidas, 64 de ellas lo han sido por falsedad documental y el resto por favorecimiento de la inmigración ilegal, pertenencia a grupo criminal y delitos relativos a la prostitución. Además se han practicado tres registros en dos domicilios y en un prostíbulo ubicados en Barcelona en los que se han intervenido 8.365 euros, 300 dólares y 400 libras esterlinas en efectivo, así como una pistola real y una simulada, tres relojes de alta gama, numerosos dispositivos informáticos, varios resguardos de envíos de dinero al extranjero y otros documentos pendientes de análisis. También se han intervenido más de cien documentos falsificados a los ciudadanos albaneses detenidos en el aeropuerto de El Prat.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios