Sociedad

Encuentran los cadáveres de una mujer y un bebé en el incendio de un piso

  • Las víctimas halladas en un inmueble madrileño son madre e hijo. Un familiar ha sido interrogado para esclarecer su relación con el siniestro.

Comentarios 2

Agentes del grupo V de Homicidios de la Policía han interrogado a un familiar de la mujer hallada muerta junto a su bebé en el domicilio que compartían en el número 10 de la calle madrileña de Luis Mitjas para determinar si está o no relacionado con el caso, según un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid que unas horas después informó de que el hombre no tiene nada que ver con el suceso y ha abandonado las dependencias policiales.

Bomberos del Ayuntamiento de Madrid encontraron los cadáveres de una mujer de 45 años y a un bebé de cinco meses de edad en una vivienda de la citada calle mientras sofocaban un incendio que se había producido. Todo apunta a que se trata de un homicidio, según fuentes policiales.

Según la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el servicio 112 recibió cerca de las 16:15 una llamada en la que se alertaba de que se había producido un incendio en el número 10 de la calle de Luis Mitjas. Hasta el lugar del suceso se desplazaron varios indicativos de Policía Nacional y del Samur, además de los bomberos.

Al entrar en la vivienda siniestrada, los efectivos hallaron en la cocina de la vivienda a una mujer de 45 años de edad con un fuerte golpe en la cabeza y a su bebé de cinco meses tapados con un plástico. Los miembros del Samur examinaron los cuerpos, pero sólo pudieron confirmar su muerte.

Agentes del grupo V de Homicios se trasladaron hasta el lugar de los hechos para realizar las primeras investigaciones, mientras mientros de la brigada de la policía científica se encargaron de practicar las primeras inspecciones oculares para aclarar las causas del incendio y tomar muestras de la escena del crimen. Con posterioridad, los agentes trasladaron a comisaría a un familiar de las víctimas para esclarecer su posible relación con los hechos.

Según vecinos de los fallecidos, en el piso abrasado convivían las víctimas con un hombre llamado Antonio, más conocido como Toni, que, al parecer, se encontraba fumando enfrente del portal en el momento en que se estaba quemando la casa. Juliana, una de las residentes en la zona, afirmó que Antonio estaba "desequilibrado y en tratamiento psicológico". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios