Sociedad

Italia trata de reubicar a 450 migrantes que están en aguas de Sicilia

  • Por el momento no ha sido indicado el puerto en el que podrían desembarcar estas personas, de las que cien serán transferidas a Francia y Malta, que acogerán 50 cada uno

Un barco de Guardia Costera italiana, con inmigrantes a bordo. Un barco de Guardia Costera italiana, con inmigrantes a bordo.

Un barco de Guardia Costera italiana, con inmigrantes a bordo. / EFE

Las dos naves con cerca de 450 migrantes rescatados en el mar el sábado están hoy frente a las costas de Sicilia, a la espera de que el Gobierno italiano logre reubicarles en otros países de la Unión Europea, tras la disponibilidad de Malta y Francia.

La patrullera "Protector" de la agencia europea Frontex, con 176 migrantes a bordo, y la "Monte Sperone" de la Guardia de Finanza (policía fronteriza italiana), con 266, se encuentran frente al puerto siciliano de Pozzallo, según los medios locales.

En esta última nave, un equipo médico realizó una inspección médica a sus ocupantes, muchos de ellos niños, pero no se procedió a ninguna evacuación médica, informan las mismas fuentes.

Por el momento no ha sido indicado el puerto en el que podrían desembarcar estas personas, de las que cien serán transferidas a Francia y Malta, que acogerán 50 cada uno, después de que Roma reclamara a sus socios europeos el reparto de inmigrantes.

Los 450 migrantes partieron en la mañana del viernes en una barcaza desde la costa libia, presumiblemente del puerto de Zuara, cercano a la frontera tunecina, y tras llegar casi a Malta, corrigió la ruta para dirigirse a las islas italianas de Lampedusa y Linosa.

En esa zona fueron finalmente evacuados en la mañana del sábado a los dos barcos militares en los que se encuentran actualmente.

Ocho migrantes -menores y mujeres, una embarazada- fueron hospitalizados en Lampedusa, algunos con síntomas de desnutrición.

El Gobierno italiano, del Movimiento Cinco Estrellas y la Liga, espera que otros países de la Unión Europea (UE) acojan a parte de estas personas, después de que así lo reclamara por carta el primer ministro Giuseppe Conte, logrando un primer "sí" de Malta y Francia.

"Pronto llegarán las adhesiones de otros países europeos", avanzó Conte, para quien la disponibilidad de esos dos Estados vecinos es "un resultado importante" que demuestra que "Italia empieza a ser escuchada en Europa", donde reclama mayor compromiso con el tema migratorio.

Pero también se ha procedido a nivel diplomático y el ministro de Exteriores, Enzo Moavero Milanesi, se ha puesto en contacto con las embajadas de los países de la UE para "solicitar la disponibilidad de los respectivos Gobiernos a acoger una parte de inmigrantes". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios