IMV Esto es lo que sube el Ingreso Mínimo Vital para 2023

Gastronomía

Menorca reivindica el origen de la mahonesa

  • Los romanos extendieron por el Mare Nostrum el plato diario de los campesinos, denominado moretum, dando origen a las variantes locales como el pesto o alioli, no existe el concepto mahonesa hasta 1756

Menorca reivindica el origen de la mahonesa

Menorca reivindica el origen de la mahonesa

El director del Centro de Estudios Gastronómicos de Menorca, Pep Pelfort, sostiene que la mahonesa es una salsa menorquina: "Puede parecer una perogrullada, si no fuera porque su nombre ha cambiado a mayonesa, desde su popularización, a partir de la conquista de Menorca (1756) por tropas francesas".

El especialista ha explicado que en las crónicas francesas de la época se detalla la primera vez que se sirvió en un palacete de Madame Pompadour y todos los diccionarios etimológicos franceses reconocen este origen. Según sus estudios, el duque de Richelieu, al mando de las tropas francesas invasoras, fue quien la probó en Menorca y quien la llevó a su país.

"El nombre original era à la mahonnaise, ya que lo que se conocía en Francia era Port-Mahón. Según el Oxford English Dictionary se debe a un error de imprenta de 1807. Las afirmaciones del gastrónomo Carême, el éxito de Hellman’s en Estados Unidos y la falta de reivindicación, que solo retomaron Teodoro Bardají, Ignasi Domènech y Camilo José Cela, hicieron el resto", ha indicado Pelfort.

A Pelfort le parece sorprendente el hecho de que una emulsión tan sencilla no fuera popular antes de 1756 en otras partes. "A pesar que los romanos extendieron por el Mare Nostrum el plato diario de los campesinos, denominado moretum, dando origen a las variantes locales como el pesto o alioli, no encontramos el concepto mahonesa en los recetarios de cocina", ha señalado.

Ni el sector privado ni la administración pública han reivindicado el origen menorquín de la mahonesa por motivos que el estudioso tiene claros: "Cualquier certificación de origen necesita datos rigurosos irrefutables y, para ello, es necesario previamente invertir en investigación, cultura y salvaguarda del patrimonio. Quizás no vean rentabilidad en votos o dividendos".

El investigador cree que Menorca todavía está a tiempo para obtener un rédito económico mediante patentes o comercialización. "La ocasión todavía está aquí, los productos más globales se benefician de un fuerte componente local vinculado a la historia. Se pueden fabricar quesos azules en todo el mundo, pero Roquefort solamente en una población occitana y madurando en sus cuevas", ha sentenciado.

Médico de formación, Pep Pelfort ha trabajado como cocinero, investigador, escritor y ha liderado diferentes proyectos. En 1995 fundó el Centro de Estudios Gastronómicos, es miembro del Instituto Menorquín de Estudios, fundador de la asociación gastronómica y cultural Fra Roger, e integrante de su Consejo Asesor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios