Contenido ofrecido por Clece

Profesionales en la sombra

  • Los ciudadanos hemos aprendido que una de las mayores barreras para el contagio del covid19 es extremar las medidas de higiene. En este escenario ponemos en primera línea de batalla a un colectivo que, la mayoría de las veces, se quedan en la sombra: los profesionales de la limpieza.

Profesionales de Clece. Profesionales de Clece.

Profesionales de Clece.

La labor de limpieza de los espacios como hospitales, Universidades o Instituciones públicas es una actividad que pasa en general desapercibida a los ojos de la población. Sin embargo, en tiempos del coronavirus, ha tomado un papel fuerte y protagonista, ya que la desinfección y la higiene es el punto de partida que permite a los sanitarios realizar su trabajo con éxito y sin riesgo de contagios. Por este motivo, en estos días de crisis sanitaria, médicos y enfermeros se coordinan con profesionales de la limpieza para, entre todos, acabar con esta pandemia.

Centros como el Hospital de Jerez o los centros de salud de la provincia de Sevilla son ejemplos de ello, donde el servicio de limpieza, gestionado por la empresa Clece, filial de ACS, se coloca en primera línea de batalla para garantizar la higiene y desinfección que los profesionales sanitarios necesitan para realizar su labor.

Pero es innegable que con la llegada del COVID-19 la situación ha cambiado en cuanto a los protocolos a la hora de limpiar, y las precauciones deben extremarse para evitar contagios. En este sentido es normal que exista un poco de miedo y respeto por parte de los profesionales de la limpieza, “aunque el sentir general de estas personas es el de saber que su trabajo es primordial, porque si no fuera por ese primer paso de desinfectar los diferentes espacios, el personal sanitario no podría trabajar”, asegura Agustín Espejo, encargado en Clece del servicio de limpieza de los centros de salud del distrito Sur de la provincia de Sevilla.

Tareas de limpieza y desinfección. Tareas de limpieza y desinfección.

Tareas de limpieza y desinfección.

Espejo comenta que las labores de limpieza y desinfección, desde que comenzó esta crisis sanitaria, “han aumentado considerablemente, llegándose a prestar incluso servicio de 24 horas en las áreas de urgencias de los diferentes centros”.

Esto pone de manifiesto la importancia que ha tomado el personal de limpieza en estos días, pero no debemos olvidar que es un colectivo que está muy expuesto al virus y, por ello, explica Agustín que en Clece “se ha realizado un refuerzo en la formación en protocolos de prevención frente al contagio, no presencial pero sí online y a través de videollamadas”.

El esfuerzo de estos empleados no está siendo pequeño y se han visto obligados, en poco tiempo, a cambiar su forma de trabajar para cumplir con los protocolos de prevención. En palabras de Mila Menéndez, empleada de limpieza del Hospital de Jerez, “antes limpiábamos, pero ahora tenemos que ir mucho más al detalle sin dejarnos nada atrás, siendo mucho más exhaustivas a la hora de hacer la limpieza y desinfección”. Según Mila, aunque sea “un trabajo que tiene cierta invisibilidad, se está comenzando a ver el reconocimiento, sobre todo de los pacientes, sobre la buena labor que estamos realizando”.

Ángeles Kayser, empleada del mismo hospital, comenta con orgullo que sus vecinos “se asoman al balcón para aplaudirme cuando vuelvo de trabajar. Siento que estoy haciendo un trabajo importante, que aporta buenas cosas para vencer al COVID-19”.

Trabajadoras de Clece. Trabajadoras de Clece.

Trabajadoras de Clece.

Ángeles, que lleva 37 años realizando labores de limpieza en el Hospital de Jerez, explica que “ahora más que nunca me siento parte de un equipo junto con médicos, celadores o personal de enfermería, y que cada uno de nosotros desempeñamos nuestro papel”. Y es que en estas semanas de duro trabajo, siente cómo el resto de compañeros han tomado conciencia de cuál es su papel como limpiadora, y que es algo que va más allá de limpiar el suelo o recoger papeles que se hayan caído al suelo, labor esta que, asegura, “está en cada uno de nosotros, no como profesionales de una cosa o de otra, sino como personas”.

Porque en estas semanas tan complicadas, no solo se trata de desempeñar el trabajo bien, sino que el carácter más humano de las personas salga para poder sobrellevar las situaciones tan difíciles que se presentan en los hospitales. Sobre todo de cara al paciente, el cual se encuentra aislado, sin visitas. Y eso es algo que Ángeles tiene muy claro, y no duda en subirle a un paciente unos libros que se había dejado en la habitación anterior, porque “este pequeño gesto de subirle sus libros, a mí no me cuesta nada y a él le doy energías para continuar y pasar mejor el período de aislamiento”, explica una Ángeles muy agradecida por la humanidad que está viendo en estos días por parte de sus compañeras y el resto de personal del hospital.

Limpieza y desinfección. Limpieza y desinfección.

Limpieza y desinfección.