Sociedad

La investigación por la muerte de una mujer en Zamora se centra ahora en un menor

  • El caso da un vuelco y el primer detenido, un pastor del municipio de Castrogonzalo, queda en libertad sin cargos

La Guardia Civil investiga la casa de la joven halla muerta en Zamora. La Guardia Civil investiga la casa de la joven halla muerta en Zamora.

La Guardia Civil investiga la casa de la joven halla muerta en Zamora. / EFE

Comentarios 2

La investigación para tratar de localizar al autor del crimen de una vecina de Castrogonzalo (Zamora) ha dado un vuelco esta tarde al quedar en libertad sin cargos el primer detenido por este caso, un pastor del municipio, y centrarse ahora en un menor de edad. 

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Benavente ha decretado la puesta en libertad del hombre detenido ayer por la mañana, J.A.A.C., quien no tenía antecedentes judiciales por delitos contra la libertad sexual o por violencia de género, han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. 

Las mismas fuentes han precisado que el juzgado benaventano se ha inhibido en la causa en favor del Juzgado de Menores de Zamora, lo que vendría a indicar que es una persona menor de edad en la que ahora se centran las sospechas del homicidio. 

Inicialmente, según trascendió de la investigación, fue un hijo adolescente del detenido el que incriminó a su padre, lo que condujo a su detención y al registro tanto de la vivienda en la que residían ambos, como de una nave que utilizaban y que se encontraba cerca de la casa de la víctima. 

Los indicios y pruebas recabados por la Guardia Civil en el lugar de los hechos, en un paraje a las afueras del pueblo, han apuntado a que la mujer recibió al menos tres golpes con piedras, algunas de gran tamaño, en la cara y el cráneo. 

Los investigadores han estudiado la posibilidad de que pudiera haber existido un móvil de agresión sexual en el crimen y de que, al no acceder la mujer a las pretensiones del autor, éste la hubiera matado. La víctima, Leticia Rosino Andrés, de 32 años, desapareció el pasado jueves por la tarde, tras salir a dar un paseo como hacía habitualmente. 

Su cuerpo sin vida fue encontrado ya de madrugada, tras una batida organizada para su búsqueda, junto a un terraplén a medio kilómetro del casco urbano, próximo al centro de residuos sólidos urbanos del municipio y al río Esla. 

La zona era frecuentada tanto por el pastor detenido inicialmente como por su hijo al ser uno de los lugares a los que llevaban el rebaño. 

El homicidio ha causado gran conmoción tanto en Castrogonzalo, donde la víctima trabajaba y vivía con su novio, como en Tábara de Aliste (Zamora), de donde era originaria. 

En ambos municipios se han convocado concentraciones para guardar minutos de silencio por la víctima, al igual que en la capital zamorana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios