Día Internacional de las Personas de Edad

"Soy mayor y tengo derechos"

  • Eliminar estereotipos, participar en la sociedad y atender sus necesidades, principales reinvindicaciones de los mayores

Desterrar los "estereotipos y convencionalismos" que dificultan que los mayores de 65 años disfruten, entre otros derechos, de elegir dónde y cómo vivir; decidir por uno mismo cuando se requieren cuidados; participar en la toma de decisiones colectivas; cuidar de los nietos sin que ello limite el tiempo libre y el descanso, o disfrutar sin prejuicios de la sexualidad. Estas son algunas de las reivindicaciones de las personas mayores, con motivo de la celebración este lunes 1 de octubre del Día Internacional de las Personas de Edad.

En este sentido, Soy mayor y tengo derechos, que también son los tuyos es la campaña fruto de la alianza formada por Amigos de los Mayores, Fundación Pilares, Envejecimiento en Red, Helpage International España y Matia Fundazioa.

La campaña, a través de un vídeo y un manifiesto conjuntos, reivindica un decálogo de derechos que inciden en la realidad cotidiana de la población mayor en España. Para ilustrar la campaña, cada derecho ha sido grabado por personas mayores que reivindican el libre y pleno disfrute de los mismos, unidos por la frase "Soy mayor y tengo derecho a...".

El objetivo es que cualquier persona, al margen de su edad,participe en esta campaña reivindicando otros derechos importantes para las personas mayores. Para ello, tienen que grabarse reivindicando un derecho en un breve vídeo, o hacerse una foto donde se lea ese derecho, y subirlo a las redes sociales con la etiqueta #SoyMayor.

El lema del Día Internacional de las Personas de Edad de este año, propuesto por Naciones Unidas, es "promover el disfrute pleno e igualitario de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas mayores", al que estas organizaciones invitan a sumarse a través de un decálogo que reivindica diez derechos fundamentales de los mayores.

Así, recoge derechos como el de envejecer dignamente; decidir dónde, cómo y con quién quieren vivir; que las opiniones sean tenidas en cuenta; a ejercer de abuelo, pero disfrutando del tiempo libre; contribuir a la mejora de la sociedad; o disfrutar sin prejuicios de la sexualidad; entre otros.

Por otro lado, Cruz Roja ha puesto en marcha el proyecto Atención a personas en proceso de envejecimiento, financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, con el que apoyar a las personas que se encuentran cerca de los 65 años a prepararse para afrontar de manera satisfactoria esta nueva etapa vital, según ha informado la organización.

Cada año, Cruz Roja atiende a más de 225.440 personas (164.328 mujeres y 61.119 hombres) que forman parte de este sector de la población. Lo que le permite conocer sus principales problemáticas tales como la soledad, la falta de autonomía, situaciones de discriminación por edad, abusos o violencia y la sobrecarga de sus familiares que realizan labores de cuidados, entre otras.

Por ello, quiere poner en valor la contribución a la vida social, económica, cultural y política de las personas mayores poniendo el foco en que, parte de los retos que supone para las sociedades el envejecimiento de la población, pasan por la toma de conciencia de las personas de lo que supone este proceso, así como las conductas, hábitos y estrategias que inciden positivamente sobre la calidad de vida durante la vejez.

Así, pretende ayudar a estas personas a poner en marcha las acciones necesarias para protegerse frente a esos problemas y a disfrutar de una mayor calidad de vida durante la vejez. En lo que va de año, más de 3.900 personas (2.922 mujeres y (998 hombres) han sido atendidas a través del proyecto. Actualmente, más de 42.100 (27.242 mujeres y 14.901 hombres) voluntarias participan en este y otros proyectos dirigidos a personas mayores.

Por su parte, el Círculo Empresarial de Atención a la Dependencia (CEAPs) ha querido sumarse a las reivindicaciones a través manifiesto Yo soy yo, un decálogo que pide establecer un debate "claro y estructurado" sobre el envejecimiento de la población.

Asimismo, reclama la garantía de los derechos de los mayores; la lucha contra la soledad; la 'Violencia 0' a las personas de edad; y la calidad e innovación en las políticas para responder a las necesidades asistenciales y de los Servicios Sociales.

Por otro lado, el Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha solicitado abrir un debate público y social para abordar el problema que, a su juicio, supone la soledad no deseada en a que viven "miles" de personas mayores con el objetivo de impulsar políticas de prevención y concienciar a la ciudadanía, "muchas veces ajena a este drama".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios