Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sociedad

Un rastro a los dos meses de las desapariciones en Zaldibar

  • Los equipos de búsqueda hallan entre los escombros el vehículo de Alberto Sololuce

Una pancarta de protesta en los alrededores de Zaldibar el pasado febrero. Una pancarta de protesta en los alrededores de Zaldibar el pasado febrero.

Una pancarta de protesta en los alrededores de Zaldibar el pasado febrero. / Miguel Toña / efe

Los equipos de búsqueda hallaron este domingo entre los escombros el vehículo de Alberto Sololuce, uno de los dos trabajadores desaparecidos en el derrumbe del vertedero de Zaldibar (Vizcaya) el pasado 6 de febrero. Fuentes de la Ertzaintza informaron del hallazgo del coche por los equipos de búsqueda, que al cierre de esta edición no habían encontrado restos humanos entre los escombros. El hallazgo tuvo lugar un día antes de que cumplan dos meses desde que un desprendimiento de miles de toneladas de residuos atrapara a Sololuce y Joaquín Beltrán, cuyos cuerpos son buscados desde entonces por los equipos de rescate, que cuentan con varias excavadoras y otras máquinas pesadas.

Éstas son las principales fechas de los dos meses transcurridos desde el desprendimiento:

-El derrumbe se produjo el jueves 6 de febrero en un vertedero privado de la empresa Verter Recycling en Zaldibar, un pequeña localidad rural. Recibía residuos no urbanos, es decir, materiales de construcción, restos siderúrgicos, lodos de papeleras...

-No se sabe qué provocó el derrumbe, pero desde el primer día se supo que había dos trabajadores sepultados. Los primeros intentos de rescate fueron el mismo día, por bomberos y ertzainas, con palas.

-A la una de la madrugada del viernes 7 surgió la primera sorpresa: la presencia de amianto, lo que suspendió la búsqueda.

-El primer fin de semana transcurrió entre la desesperación de las familias y las pocas noticias desde el Gobierno vasco y la empresa propietaria.

-El día 10, Iñigo Urkullu convocó elecciones anticipadas, lo que convirtió la gestión de esta crisis en una polémica política, hoy casi aparcada tras aplazarse los comicios. La oposición reprochó el silencio del lehendakari y que no acudiera al lugar de la tragedia.

-El martes 11, el Juzgado de Durango abrió diligencias para investigar el derrumbe, pero sigue sin saberse qué investigaciones ha ordenado.

-El miércoles 12, seis días después, Urkullu visitó el vertedero y estuvo con las familias.

-El viernes 14 saltó de nuevo la sorpresa: los análisis detectaron dioxinas y furanos en el aire en proporciones 40 veces superiores a los normales, originadas en los fuegos en el vertedero. Se recomendó a los vecinos de Zaldibar, Ermua y Éibar que cerrasen las ventanas.

-El martes 18, el lehendakari se disculpó en el Parlamento y admitió errores.

-El 19, el Gobierno vasco contactó con varias autonomías para analizar la posibilidad de trasladar los residuos que las empresas depositaban en Zaldibar, dada la falta de capacidad de los vertederos de Euskadi. Se hizo público un problema que aún colea: cómo acoger las más de medio millón de toneladas de residuos que anualmente recibía Zaldibar.

11) El 21, se consiguió acabar con los fuegos y el humo, con lo que se levantaron las restricciones para los pueblos del entorno.

-Ese día, el Gobierno vasco llevó a la Fiscalía a la empresa propietaria del vertedero, tras reconocer ésta que supo de la existencia de grietas en la escombrera el 4 de febrero.

-El 3 marzo, la familia de Joaquín Beltrán denunció el "despropósito absoluto" de la gestión de los "comisarios políticos" en el rescate, empezando por el lehendakari y los consejeros. La familia consideró que las labores de búsqueda eran "inadecuadas e insuficientes".

-El 4 de marzo, Urkullu les respondió que comprendía su dolor y que se trabajaba con tenacidad y sin escatimar medios.

-El 12 de marzo, la plataforma Zaldibar Argitu convocó movilizaciones y paros en el entorno del vertedero para pedir responsabilidades por la gestión, pero suspendió las de la tarde por el coronavirus.

-Esa misma semana se sucedieron nuevos roces entre las familias de los desaparecidos, con un duro comunicado contra el Gobierno vasco y el lehendakari.

-El 14 de marzo se decretó el estado de alarma y se ralentizaron los trabajos en el vertedero. Hasta entonces se trabajaba entre las 6 de la mañana y las 11 de la noche.

-El 30 de marzo, el Gobierno confirmó que continuaban los trabajos de búsqueda tras quedar excluidos de la paralización de las actividades no esenciales.

-La busqueda sigue actualmente de 08:45 a 19:15, con las labores de rastreo y cribado de tierras, y el material ya cribado se deja desde este mes en un nuevo depósito construido en el vertedero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios