Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Sociedad

Un mosquito invasor de Asia se instala en Asturias

  • Es la primera vez que el 'Aedes japonicus', transmisor del virus del Nilo, aparece en España y en Europa

El mosquito Aedes japonicus ha llegado por primera vez a España y al sur de Europa, según revela el primer informe de Evaluación Rápida de Riesgo emitido por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias el pasado mes de julio, fruto de la alerta recibida desde Asturias a través de la plataforma Mosquito Alert. A principios de junio, la plataforma de ciencia ciudadana Mosquito Alert recibió una foto de un mosquito sospechoso a través de la aplicación móvil, enviada desde la zona del concejo de Siero, en Asturias.

Tras recibir esta primera notificación se solicitó a la persona el envío por correo de ejemplares de adultos y larvas, sobre los cuales se confirmó la sospecha. Posteriormente, se realizó una inspección de campo en el lugar del hallazgo liderada por los entomólogos de Mosquito Alert junto a miembros del equipo entomológico de la Universidad de Zaragoza y responsables del proyecto de Vigilancia Entomológica del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

El jefe del equipo de entomólogos de Mosquito Alert, Roger Eritja, afirmó que "después de revisar la zona hemos podido encontrar todas las fases biológicas del vector en varios puntos alejados entre sí, lo que sugiere que el mosquito está ya establecido en un área que puede ser mucho más amplia, aunque se necesitarán más estudios para confirmarlo".

La mayor preocupación de la llegada de este mosquito es que, aparte de causar molestias con sus picaduras similares a las de los demás insectos, tiene la capacidad de transmitir varios virus, entre los cuales el más relevante en España sería el del Nilo Occidental.

En condiciones de laboratorio también se ha comprobado que es capaz de infectarse con dengue y Chikungunya, aunque los expertos y las autoridades remarcan que el riesgo de que este mosquito pueda transmitir enfermedades de forma autóctona en España es muy bajo. "Hay que considerar que el riesgo de transmisión de estas enfermedades depende de la cantidad de mosquitos presentes y de si el virus está circulando entre la población. Por otro lado, hay otros factores como el contacto que puede haber entre el vector y hospedador. En este momento, la cantidad de mosquitos no creemos que sea muy elevada y tampoco se dan las otras condiciones en Asturias", explica Eritja.

Las autoridades recomiendan aplicar medidas de control por parte de la ciudadanía para evitar la proliferación de los mosquitos invasores como el mosquito tigre, que ya está extendido por toda la costa española y algunos puntos del interior.

Aparentemente, el Aedes japonicus puede recordar al mosquito tigre o al mosquito de la fiebre amarilla por sus rayas, pero son distintos. El Aedes japonicus es bastante más grandes, de color marrón y como rasgo característico tiene varias líneas de color dorado en el tórax. Puede volar largas distancias y es muy resistente al frío; cría en espacios inundados, como neumáticos, envases, cubos incluso charcos en las rocas y su actividad picadora se nota durante el día y al crepúsculo. A diferencia del mosquito tigre no es un insecto tan urbano ni tan agresivo para las personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios