Sociedad

Un novillero mexicano, a la cárcel por negarse a matar dos toros

  • El diestro dejó ir vivo a su primer astado y en su segundo salió huyendo del animal y se lanzó de cabeza hacia el callejón de la plaza.

El novillero mexicano de 22 años Christian Hernández terminó en la cárcel por negarse a matar el segundo toro que le tocaba lidiar en la Plaza México, informaron medios deportivos mexicanos. "Mi decisión es firme, me dio mucho miedo y ya no quiero ser  torero", dijo el novillero en declaraciones que difunde el diario Reforma.

El joven espada dejó ir vivo al primer astado y al segundo le dio un muletazo y luego se tiró de cabeza al callejón, del cual salió sólo para cortarse la coleta. Hernández, que ya se había presentado la temporada pasada en la  plaza y había sufrido una fuerte cornada en una pierna en su estado natal de Querétaro en México, fue detenido por faltar al reglamento taurino y llevado a la comisaría. "Hice mi declaración frente al juez. Le expliqué que tuve mucho miedo y que no podía matar a ese novillo. Para los taurinos puede ser un hecho inexplicable, pero para mí está perfectamente claro",  comentó. Y añadió: "La profesión que yo creí que era mía no lo es, respeto  y admiro a todos los toreros, hay que tener muchos huevos para ponerse delante de un toro, y a mí, me faltaron". Tras su presentación ante un juez cívico y al no haber una denuncia de la empresa de la Plaza México, Hernández pagó una multa y salió libre

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios