Imágenes espeluznantes

Un niño es atacado por un pez espada: "Saltó del mar y me apuñaló el cuello"

  • El joven salvó la vida gracias a su amigo, su padre y una intervención rápida de los cirujanos.

Un niño es atacado por un pez espada Un niño es atacado por un pez espada

Un niño es atacado por un pez espada

Un niño ha sufrido un terrible accidente causado por un pez espada que saltó del agua y le atravesó el cuello. El joven, llamado Idul, y de nacionalidad indonesia, describió para BBC el aterrador y tremendo susto sufrido. El joven estaba pescando con un amigo cuando un pez saltó del agua hacia el bote en el que estaba junto a un amigo, y lo tiro al agua, con el espeluznante resultado de, literalmente, un pez espada clavado en su cuello. Idul nadó hacia la orilla y pudo realizar una carrera a la desesperada por sobrevivir. La ayuda de su amigo, que le sostuvo el pez de 75 centímetros mientras llegaban a la orilla, la rápida actuación del padre del niño que lo acercó en coche al hospital, y la destreza de los cirujanos permitieron que salvara su vida.

Mi amigo encendió una linterna y entonces el "pez saltó repentinamente del agua y me apuñaló el cuello". Las mandíbulas largas, delgadas y afiladas del pez atravesaron su cuello, justo debajo de la barbilla hasta la base del cráneo.Tras esto el pez aún revoloteando lo tiró al agia.Lo que es más, el pez todavía estaba revoloteando, empujando al adolescente en el agua mientras intentaba escapar. "Le pedí ayuda a Sardi, él me impidió tratar de sacar el pescado para evitar el sangrado", explicaba a BBC.

Los médicos  pudieron cortar el pescado, por lo que solo quedó la cabeza en su cuerpo, no pudieron quitar el pico del cuello  porque no tenían el equipo adecuado. Para eso, tuvieron que trasladarse a un hospital más especializado y con mejor equipamiento.

El personal quedó atónito ante lo que les habían presentado. Su director, Khalid Saleh, dijo que era el primer caso de este tipo, y requirió que cinco especialistas retiraran cuidadosamente lo que quedaba del pez en una cirugía de una hora.

El joven tiene el cuello vendado y ya no le duele. Todavía no puede moverlo hacia la derecha, pero está sonriendo.

"Estamos monitoreando su condición. Puede ser dado de alta en unos días, pero aún no puede regresar a su pueblo porque necesita más controles", explicó Khalid Saleh.

El incidente tampoco ha amortiguado el amor de Muhammad por la pesca: "Solo necesito tener más cuidado la próxima vez. El pez no puede tolerar la luz, por eso saltó del agua y me apuñaló", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios