México

Trece muertos al caer un helicóptero tras un nuevo terremoto en México

  • El aparato, en el que viajaban varios dirigentes y que revisaba los daños, impactó contra varios vehículos en la región de Oaxaca

Comentarios 1

Trece personas murieron y quince resultaron heridas en el accidente del helicóptero que trasladaba en la noche del viernes al secretario mexicano de Gobernación, Alfonso Navarrete, y al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, que resultaron ilesos, informaron este sábadofuentes oficiales.

El ministro y el gobernador viajaban a la localidad de Jamiltepec para hacer una evaluación de los daños causados por el seismo que sacudió el viernes el centro y sur de México, un terremoto de magnitud 7,2 que sacudió que finalmente no causó víctimas mortales.

La aeronave, que trasladaba a autoridades, personal militar y de protección civil, se precipitó a tierra en una zona en la que había varios vehículos, contra los cuales impactó, según relató la noche del viernes el propio secretario de Gobernación.

Doce personas, entre ellas tres menores, murieron en el lugar del incidente y una más falleció en el hospital de Jamiltepec, indicó este sábado la Fiscalía estatal.

El seísmo no dejó víctimas mortales, pero sí daños menores en varias comunidades de este estado del sur de México.

El temblor tuvo el epicentro 11 kilómetros al sur de Pinotepa Nacional, en el estado sureño de Oaxaca, de acuerdo con la estimación final del Servicio Sismológico Nacional. Era el final de la jornada laboral y el temblor obligó a trabajadores y oficinistas a abandonar sus puestos para seguir los protocolos de seguridad. "Todavía debíamos trabajar una hora más, pero ya nos dieron el resto del día", afirmó un trabajador, que no dejaba de revisar su celular. La preocupación y el miedo estaban impresos en los rostros de los capitalinos mientras formaban grupos en las zonas seguras de las calles. Algunos hacían llamadas, otros hablaban entre sí o se abrazaban, intentando tranquilizarse.

No se trata de un temor infundado. Sólo cinco meses antes México había sido golpeado por dos fuertes terremotos que dejaron más de 450 muertos en total. El primero, de 8,2, ocurrió el 7 de septiembre frente a las costas del estado de Chiapas.

El segundo, de magnitud 7,1, tuvo epicentro a unos 120 kilómetros al sur de la Ciudad de México y provocó la caída de edificios en la capital. La cifra de muertos superó los 350, los heridos se contaban por centenares y las pérdidas materiales fueron millonarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios