Sociedad

El autor del tiroteo con tres muertos es un jubilado alemán enfadado por una tasación

  • El hombre, que padecía trastornos psíquicos, la emprendió contra los tasadores de la casa de su hija por no estar de acuerdo con ellos.

Comentarios 1

El hombre que mató ayer a tres personas e hirió a una cuarta en la localidad de Schwalmtal, en el oeste de Alemania, era un jubilado con trastornos psíquicos que la emprendió contra los tasadores de la casa de su hija, informaron hoy fuentes policiales. 

El hombre, de 71 años, se personó armado a la tasación de la que había sido la vivienda conyugal de su hija y su yerno, separados tres años atrás, y mató a disparos a dos abogados, de 70 y 38 años, así como a un perito inmobiliario, de 48. 

Un cuarto tasador, de 50 años, recibió asimismo dos tiros, pero logró ponerse a salvo, aunque malherido, huyendo de la casa. 

Según fuentes policiales, el jubilado disparó hasta diez veces sobre sus víctimas, de las que pretendía vengarse por lo que, a su juicio, era un proceso exageradamente largo de tasación que perjudicaba a su hija. 

El agresor se proponía "dar una lección" para que los tasadores "entendieran" que así no se procede contra su familia, indicaron fuentes de la Fiscalía, tras tomar declaración al autor del tiroteo. 

El hombre, que según testigos de la vecindad sufría trastornos psíquicos y era conocido por su comportamiento agresivo y excesos alcohólicos, quiso "castigar" a quienes responsabilizaba de ese largo proceso. 

La casa no era de su propiedad, pero la consideraba algo propio porque había invertido "la fuerza de sus músculos" en acondicionarla y renovarla para que viviera ahí su hija y su familia. 

El hombre vivía en una población vecina, pero había viajado a Schwalmtal el día anterior a la cita armado con una pistola y 100 balas de munición. 

Al personarse ante el inmueble empezó a disparar indiscriminadamente, tras lo cual escondió la pistola en el interior de la casa y permaneció ahí atrincherado unas tres horas. 

Finalmente se asomó a una ventana enarbolando la camisa a modo de bandera blanca para entregarse a la Policía, que había acordonado la zona tras recibir varias llamadas de aviso. 

Según su declaración, había planeado su venganza con meticulosidad. 

En el momento de los hechos, se encontraban en la casa, además de la hija, la esposa del agresor y otros familiares, contra los que se abrieron diligencias por sospecharse que podían estar al tanto de los planes de su pariente. 

El ex yerno, en cambio, no acudió a la cita porque temía que su antiguo suegro, quien le había amenazado repetidamente con matarlo, pudiera lanzarse sobre él. 

Schwalmtal es una localidad de 19.000 habitantes en el estado federado de Renania del Norte Westfalia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios