Sociedad

Los trabajadores españoles están a la cola en capacidades digitales

  • España es el séptimo país de la Unión Europea con mayor porcentaje de ciudadanos que se consideran poco cualificados

Una chica con un ordenador Una chica con un ordenador

Una chica con un ordenador

Los trabajadores españoles se encuentran a la cola en capacidades digitales. El 19% de la fuerza laboral afirma estar poco cualificada para hacer uso de tecnologías digitales en su puesto de trabajo. Son los apuntes que denunció el sindicato UGT ayer a tenor de datos publicados por Eurostat, el sistema de estadísticas de la Unión Europea. Se trata de una de las cifras más altas de toda la Unión Europea, lo que, en opinión del sindicato, sitúa a España como una de las economías menos preparadas para afrontar la transformación digital en ciernes.

De hecho, España es el séptimo país de la UE con mayor porcentaje de ciudadanos que se considera digitalmente incapacitada para realizar su empleo cotidiano. El porcentaje español es cuatro puntos inferior a la media europea (15%) y se sitúa por debajo de los datos de países como Alemania, Reino Unido y Países Bajos, donde el porcentaje es la mitad que el de España, según cita Europa Press en una nota tras recibir el informe sindical.

Para UGT, en el contexto actual de crisis del coronavirus, esta situación supone "una gran paradoja", ya que, mientras se está pidiendo a las empresas y a las Administraciones Públicas que fomenten el teletrabajo como medida preventiva, la mayor parte de las empresas y trabajadores no están preparados para ello.

En este sentido, UGT advierte de que mientras el porcentaje de personas con dificultades para desenvolverse con herramientas digitales en España ha aumentado dos puntos porcentuales desde 2017, la media europea ha descendido otros dos puntos.

El sindicato denuncia además que en los últimos años no se han realizado ni planes formativos masivos ni se han tomado medidas de calado para remediar esta situación, de modo que actualmente el 40% de los parados asegura no tener ninguna competencia informática y más de la mitad de la población española sólo acredita competencias digitales básicas (54%).

En 2019 sólo el 22% de las empresas españolas formaron en nuevas tecnologías a sus empleados y únicamente el 7% de la ciudadanía española ha realizado algún tipo de formación relacionada con la informática en el último año.

Por todo ello, UGT reitera la necesidad de apostar por un gran Pacto de Estado para impulsar un Plan Nacional de Inclusión Tecnológica, que coloque la formación y recualificación digital como eje central para acabar con el retraso tecnológico de los trabajadores. El sindicato sigue apostando por una jornada laboral de cuatro días, combinada con horas semanales para la formación profesional, que permita a los trabajadores adaptarse a la nueva realidad digital.

La situación no mejora en el ámbito andaluz. Tampoco si se analiza la brecha entre los sexos. La Encuesta sobre Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en los Hogares de Andalucía proporciona información sobre el uso de las TIC de las personas de entre 10 y 15 años, permitiendo calcular indicadores sobre el uso de internet y sobre el uso del ordenador que hacen estos menores.

La comparativa entre niños y niñas muestra le evolución de estos indicadores. En el caso de las personas andaluzas de entre 10 y 15 años, en cuanto al uso del ordenador, la proporción de niñas andaluzas sigue siendo superior a la de los niños, aunque la brecha ha ido disminuyendo. En general, las niñas andaluzas utilizan más el ordenador para trabajos escolares que los niños. No es así en el caso del ocio, que es la dedicación principal entre los varones.

La proporción de mujeres de entre 16 y 24 años que se conecta a internet desde su casa, desde el centro de trabajo y desde el centro de estudios, es mayor que la proporción de hombres, evidenciándose la brecha digital positiva para las mujeres en este grupo de edad.Entre los 25 y 34 años, las mujeres se conectan en menor proporción a internet que los hombres desde la vivienda, que es lo mismo que ocurre en las edades comprendidas entre los 35 y los 44 años en el acceso a internet desde el centro de trabajo.

Las mujeres que más utilizan internet en el centro de trabajo son las que tienen entre 45 y 54 años, mientras que aquéllas que más lo usan en su propia vivienda son las mujeres con edad comprendida entre los 55 y los 64 años de edad. Del mismo modo, son las mujeres de entre 25 y 34 años las que menos usan internet desde su vivienda, ya que lo utilizan más desde el centro de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios