La Campaña 2020 Málaga

Málaga: el aguacate sigue dando muchas alegrías

  • Ha sido uno de los pocos productos que no ha notado la crisis sanitaria y que incluso ha aumentado sus ventas

  • La Organización Mundial del Aguacate estima que la demanda interna en el mercado español ha crecido este año un 20%

Aguacates madurando en el árbol en una explotación de la provincia de Málaga, principal productora del país de este fruto subtropical. Aguacates madurando en el árbol en una explotación de la provincia de Málaga, principal productora del país de este fruto subtropical.

Aguacates madurando en el árbol en una explotación de la provincia de Málaga, principal productora del país de este fruto subtropical. / D. A.

Los consumidores nos hemos acostumbrado a ver el aguacate en las tiendas y supermercados rondando, o incluso por encima, de los 5 euros el kilo, algo que se traduce también en el precio que se paga en campo al agricultor, que a lo largo de la última campaña ha sobrepasado algunas semanas incluso los 3 euros. Esta fruta tropical está muy de moda y para los agricultores malagueños es muy buena noticia. De hecho, ha sido uno de los productos que no ha notado la crisis sanitaria y que incluso ha aumentado sus ventas durante lo peor de la pandemia, firmándose una muy buena campaña a nivel nacional, andaluz y, por supuesto, malagueño, ya que la provincia sigue estando muy en cabeza de la producción nacional.

La producción malagueña se ha beneficiado, entre otros factores, de una menor llegada de producto de países competidores durante la crisis sanitaria, por ejemplo Perú, y un aumento de la demanda nacional de una fruta que poco a poco se ha quitado la vitola de ‘exótica’ y que cada vez más está integrada en la cesta de la compra de las familias, y no depende tanto de la restauración. De hecho, se estima que la demanda interna en el mercado español ha crecido este año un 20%, según datos facilitados por la WAO (Organización Mundial del Aguacate). Ha habido menos competencia y, especialmente al final de la campaña, más demanda, lo que se traduce en mayores beneficios para los productores de aguacate, que además han contado en Málaga con una muy buena cosecha.

La producción nacional ha experimentado un importante aumento en la campaña 19/20, con un crecimiento de casi un terció con respecto al ejercicio anterior. Ha sido del 32,7 por ciento

La campaña finalizada en el mes de mayo ha resultado excelente para el aguacate de toda España, y por ende para el malagueño. La Axarquía y la Costa Tropical de Málaga y Granada concentran una gran parte de los cultivos en España, sumando en torno a 15.000 hectáreas, aunque también hay muchas explotaciones en Canarias, la Comunidad Valenciana y se están uniendo cada año con más incremento de superficie las provincias de Huelva y Cádiz. La producción nacional ha experimentado un importante aumento en la campaña 19/20, con un crecimiento de casi un terció con respecto al ejercicio anterior. Ha sido del 32,7 por ciento según la organización agraria Asaja Málaga. Y todavía mejor es el dato referente al valor alcanzado en el mercado y por tanto el incremento de beneficios, que ha aumentado más del 50%, en concreto un 52,2%, según la misma fuente. La facturación en el conjunto nacional ha sido de 190 millones de euros, mientras que en el curso 18/19 fue de 124’7 millones.

El significativo aumento en la producción ha llevado a que se alcance la cifra de 81.000 toneladas en el conjunto nacional, muy por encima de las 61.000 producidas la campaña anterior. Por tipos, el piel verde ha sumado en torno a 10.000 toneladas y el resto ha sido de la variedad Hass, mayoritariamente presente en el campo malagueño.

Fluctuaciones positivas en los precios

Los precios han sido similares a los de la campaña pasada, aunque se han producido fluctuaciones positivas para los productores en la parte final, coincidiendo con el inicio de la crisis sanitaria. En el curso 18/19 la variedad Hass se movió en una media entre 2,10 y 2,70 euros por kilo, mientras que esta campaña lo ha hecho entre los 2,20 y 2,65 €/kg, con un precio medio de 2,46 €/kg. En cuanto a los aguacates de piel verde, con un menor valor en el mercado, han marcado unos precios medios entre 1,17 y 1,46 €/kg, siendo el precio medio de 1,34 €/kg.

El gran reto al que se enfrenta el sector del aguacate tiene que ver con la comercialización exterior. Pese al aumento del consumo interno, muy apreciable en los últimos meses, España representa menos del 10% de todo el aguacate que se consume en la Unión Europea, y los competidores son muchos: países como Perú, Colombia o Marruecos ganan terreno a los aguacates españoles. El 80% de la producción de la península se vende en el exterior, en más de 25 países, mientras que en Canarias, que también es un territorio productor, el 80% de la producción de aguacate se queda en las islas, donde el consumo es más alto que en la península. Pero, pese a que España es el único país europeo que produce aguacate, desde Asaja Málaga consideran que las cifras de comercialización en el mercado europeo son “modestas” y apuestan por “incrementar el desarrollo del cultivo, tanto en superficie como en producción por hectárea, puesto que el mercado europeo, que es el principal destino de nuestras ventas, crece anualmente con cifras de dos dígitos”. Lo hace, asegura la organización agraria, “sobre todo con producto de importación”.

Este es uno de los motivos por el que se ha creado un grupo operativo de innovación del aguacate, cuyo objetivo principal es “transferir a los nuevos agricultores las técnicas de cultivo más apropiadas, así como para conocer cómo se desarrollan las diferentes variedades de aguacate en otras áreas peninsulares en función del clima, suelo, agua, etc. para su óptimo desarrollo productivo y una expansión correcta y lo más sostenible posible del cultivo del aguacate”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios