Fruit Logistica

Agroiris también apuesta por el segmento de ecológico

  • La empresa prevé cultivar entre 30 y 40 hectáreas bajo este sistema en la presente campaña

Imagen de archivo de una asamblea general celebrada por Agroiris.

Imagen de archivo de una asamblea general celebrada por Agroiris. / D. A. (Almería)

SAT Agroiris acude este año a Fruit Logistica con una amplia representación, una delegación de 16 personas de su Junta Rectora, como colofón a los actos conmemorativos de su 25 años de historia, un aniversario que comenzó a finales de septiembre del año pasado con la celebración de la jornada técnica ‘El agricultor frente al mercado europeo de hortalizas’ en el Teatro Auditorio de El Ejido.

Precisamente, el lema de este encuentro no pudo ser más acertado a tenor de la situación que está viviendo el campo almeriense, con una problemática estructural, cuyo denominador común es un sistemático baremo de bajos precios en origen, provocado por el desequilibrio existente en los eslabones de la cadena agroalimentaria, principalmente, entre los productores, que adolecen de poder de negociación debido a la desconcentración de la oferta; y la gran distribución, que tiene la sartén por el mango por su elevado grado de concentración.

Una situación que es extrapolable, como recuerda Javier Díaz, director comercial de Agroiris, a los insumos de la agricultura, lo que supone otra vuelta de tuerca para asfixiar aún más la posición de inferioridad de los agricultores: los proveedores de semillas, fertilizantes, plástico para el invernadero, fitosanitarios e industria auxiliar en general están concentrados por tratarse de grandes compañías, de ahí su posición dominante a la hora de fijar el precio de sus productos, lo que redunda en unos costes de producción en origen cada vez mayores y difíciles de presionar a la baja.

“La producción tiene un problema; los precios no suben y los costes se siguen incrementando”, reconoce Díaz, que recuerda que la subida de los salarios también son otro input que impone un tercero, en este caso, el Gobierno, y que afectan directamente a los costos del agricultor.

Agroiris produce cada año una media de 200 millones de kilos, de los cuales, 75 millones corresponden a las distintas variedades de pimiento que elabora la SAT, auténtica especialista en esta hortaliza. Esto se traduce en una facturación de unos 180 millones de euros, eso sí, depende del precio medio final. “Este año se prevé que va a ser malo tal y como ha empezado y según está evolucionando, pues apenas estamos teniendo invierno, con unas condiciones climáticas muy suaves”.

Javier Díaz valora positivamente la visita del ministro de Agricultura, Luis Planas, a Almería, el pasado 30 de enero, porque demuestra su preocupación y espera que sirva de punto de partida para construir los cimientos de nuevas soluciones.

Entre las alternativas posibles, suena desde hace semanas una que viene de la mano de la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, que aboga por la puesta en marcha de una plataforma de comercialización en origen, un proyecto que nacería con una mesa de expertos y con la Junta de Andalucía velando por el cumplimiento de los criterios de actuación, con el objetivo de ganar ese peso a la hora de negociar los precios ante la distribución. Una opción loable, desde el punto de vista de Agroiris, aunque depende también de numerosos factores para su óptimo funcionamiento:“Hay que tener en cuenta la variabilidad del clima y los calendarios de producción para poder planificar y atender a los mercados adecuadamente los 12 meses del año”, apunta Díaz.

Con una masa social de 760 agricultores, Agroiris es un gigante con sede en El Ejido que incorpora cada año entre un 3 y un 5% de nuevos socios, una cifra muy notable teniendo en cuenta la elevada competencia existente en este sector.

Agroiris trabaja en la actualidad con tres proyectos en cuanto a los cultivos que está desarrollando. Javier Díaz los desgrana:por un lado, el cultivo convencional con lucha integrada, que aglutina la mayoría de hectáreas en producción, entre 1.000 y 1.100;en segundo lugar, la producción con residuo cero, que suma entre 200 y 250 hectáreas; y en tercer lugar, el cultivo ecológico, que espera contar con 30-40 hectáreas en la actual campaña, una apuesta que surge para dar respuesta a la creciente demanda del mercado, aunque se va a desarrollar “de forma progresiva” para no dar ningún paso en falso.

En total son 1.400 hectáreas las que produce Agroiris, cuya filosofía de trabajo se basa en aumentar el volumen de producción durante los 12 meses y reducir los gastos y la cifra de intermediarios para mejor el precio medio al agricultor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios