RED 5-G

Pedro Delgado se pone a prueba en una experiencia inmersiva en tiempo real

  • El exciclista recorrió un circuito con gafas de realidad aumentada y visión directa para testar las posibilidades de la red pre-5G

El exciclista Pedro Delgado realiza el circuito visionando el recorrido a través de gafas de realidad virtual. El exciclista Pedro Delgado realiza el circuito visionando el recorrido a través de gafas de realidad virtual.

El exciclista Pedro Delgado realiza el circuito visionando el recorrido a través de gafas de realidad virtual.

Telefónica y Ericsson mostraron antes de la salida de la novena etapa de la Vuelta Ciclista a España el pasado fin de semana una experiencia inmersiva con video en tiempo real aplicada al mundo del deporte, concretamente al ciclismo, que se une a la lista de casos de usos del proyecto Ciudades Tecnológicas 5G presentado el pasado mes de enero.El ex ciclista y ganador del Tour de Francia de 1988 y de las Vueltas a España de 1985 y 1989, Pedro Delgado, completó un circuito viendo únicamente la imagen captada por una cámara y proyectada en unas gafas. Para ello, la cámara situada en el casco recoge la realidad que es transmitida a través de la red pre-5G y es recibida y proyectada en las gafas de realidad virtual, opacas para la visión directa. La cámara se comporta como el ojo humano, sustituyendo la visión del ciclista por una imagen inmersiva, lo que hace imprescindible que llegue en tiempo real.

La demostración ilustra las capacidades de baja latencia de la red pre-5G de Telefónica

La red pre-5G de Talavera de la Reina utiliza una tecnología Núcleo de Red distribuido, que permite reducir significativamente la latencia, al realizar el procesamiento cerca del extremo donde está el usuario.

El demostrador supone un reto tecnológico en tanto que debe ser capaz de ofrecer latencias inferiores a los 40 milisegundo (ms.), de manera que la percepción de los sentidos no perjudique al equilibrio encima de la bicicleta y la experiencia sea satisfactoria.

Esta demostración escenifica cómo las capacidades de la red pre-5G pueden habilitar nuevas aplicaciones en otros entornos, como por ejemplo en la industria 4.0. En este campo, la red pre-5g permite el control y mantenimiento de robots de fabricación o control de calidad y diagnóstico mediante sensores hápticos (de forma que, por ejemplo, quien maneje remotamente un brazo robótico sienta en su propia mano el tacto de aquello que está tocando el aparato) o de alta resolución. También permite la actuación remota en entornos peligrosos o insalubres para el ser humano.

En el ámbito del entretenimiento y el deporte, vídeo inmersivo en estadios o aplicaciones de realidad aumentada que proporcionen datos en tiempo real del evento o los jugadores, así como juegos online aún más inmersivos e interactivos que los actuales.

Con la plena irrupción de la tecnología 5G en un futuro, serán posibles además aplicaciones de latencia críticas, como las relacionadas con el transporte, la conducción, la medicina y la salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios