Compromiso

Telefónica se moviliza ante el Covid-19

Telefónica está llevando a cabo diversas acciones en Andalucía. Telefónica está llevando a cabo diversas acciones en Andalucía.

Telefónica está llevando a cabo diversas acciones en Andalucía.

La situación generada por la pandemia del COVID-19 ha provocado que empresas e instituciones se vuelquen con la sociedad para contribuir a revertir la situación actual. Sin duda, Telefónica está llevando a cabo una serie de acciones que, más allá de su actividad, demuestran una vez más su compromiso con Andalucía.

Telefónica ha puesto a disposición de las Administraciones Públicas y las instituciones sanitarias sus servicios y capacidades para ayudar a contribuir a los esfuerzos para contener el brote. En este sentido, junto al Ministerio de Educación, Movistar ha donado en Andalucía 5.663 líneas móviles mediante el envío de tarjetas SIM de 40 Gbs mensuales por línea para estudiantes de Bachillerato y Formación Profesional de Grado Medio y Grado Superior con dificultades para continuar su formación de manera telemática durante el estado de alarma. Es en esos niveles educativos donde los estudiantes pueden sacar mayor partido a las herramientas que facilitan el acceso a videoconferencias, material multimedia o material interactivo para que puedan seguir formándose y aprendiendo desde casa.

Esta iniciativa se ve reforzada con la donación desde ProFuturo de 400 tabletas que serán repartidas en residencias de mayores de Andalucía para que puedan comunicarse con sus familias.

Junto a la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Telefónica ha desplegado banda ancha ultrarrápida fija y móvil en los alojamientos hoteleros y otros centros habilitados como espacios asistenciales según el 'Plan de medicalización de hoteles', para garantizar la conectividad y así asegurar el pleno rendimiento de la actividad sanitaria en estas instalaciones durante la crisis del COVID-19.

Asimismo, el Ayuntamiento de Málaga y la compañía han puesto a disposición de la ciudadanía el teléfono gratuito 900600010, al objeto de hacer posible que las consultas ciudadanas realizadas a través de ese teléfono tengan coste cero y de este modo se ayude a realizarlas a aquellas personas que carezcan de saldo en sus terminales y necesiten contactar con el Ayuntamiento para solicitar información o realizar alguna consulta o demanda de ayuda. De igual forma, junto al Ayuntamiento de Sevilla, Telefónica ha dotado de cobertura con fibra óptica y servicios wifi los Pabellones deportivos IFNI, Polígono Sur y Rochelambert, que se han habilitado para que los ocupen las personas sin hogar durante este tiempo de confinamiento.

Desde el área de emprendimiento, las propuestas tampoco se han hecho esperar. Un total de 15 startups del programa de impulso al emprendimiento tecnológico de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad y Telefónica, 'Andalucía Open Future', han puesto a disposición de la sociedad sus habilidades tecnológicas para hacer frente a la crisis sanitaria del COVID-19. A través de diferentes iniciativas, las empresas pretenden facilitar el trabajo del personal sanitario o el día a día de las personas que cumplen con la cuarentena desde sus casas. Sesiones y recursos de aprendizaje online, apoyo psicológico virtual a sanitarios, impresión 3D de respiradores y donaciones de material son algunas de las contribuciones de las empresas tecnológicas.

Fundación Telefónica también ha puesto a disposición de Cruz Roja a sus más de 400 Voluntarios en Andalucía para el desarrollo de tareas de atención virtual, telefónica o digital, y el desarrollo conjunto de campañas solidarias al servicio de las necesidades que vayan surgiendo en las próximas semanas.

Dentro del campo de las telecomunicaciones, la compañía se ha centrado en asegurar que la conectividad y la red funcionen a pleno rendimiento de una manera fiable, estable y segura. El objetivo no es otro que el de dotar a las redes de la compañía de la capacidad suficiente para absorber los picos de máxima exigencia en un momento en el que el confinamiento obliga a las personas a quedarse en casa.