Hermandad de la Hiniesta

Via crucis del Cristo de la Buena Muerte de la hermandad de la Hiniesta

El crucificado tallado por Antonio Castillo Lastrucci en 1938 recorrió la feligresía de San Julián para presidir el rezo de las catorce estaciones del santo vía crucis, como cada última semana de enero. La hermandad de la Hiniesta es la primera en celebrar este culto externo cada año, en la antesala de la cuaresma. Los templos de Santa Paula, Siervas de María, Santa Isabel, Capilla de Nuestra Señora de los Dolores, Iglesia de San Marcos, y convento de San Cayetano, fueron algunos de los escenarios donde se desarrolló este acto piadoso.

Perfiles de Domingo de Ramos en el besamanos de la Hiniesta

Durante el primer fin de semana de cuaresma María Santísima de la Hiniesta permaneció expuesta en besamanos en la Parroquia de San Julián. La Dolorosa es obra de Antonio Castillo Lastrucci en 1937, y vino a reemplazar otra imagen del mismo escultor de 1933, quemada en el incendio de San Marcos en 1936. Es la tercera en la historia de la corporación, ya que la primitiva fue destruida en la quema de San Julián en 1932.