Marismas del Guadalquivir

Labores de fangueo y quema en las tablas de arroz de las Marismas del Guadalquivir

Finales de octubre y la cosecha del arroz está a punto de terminar en las Marismas del Guadalquivir. El buen manejo de los restos de cosecha es clave para preparar el terreno en las tablas antes de la próxima campaña. Tras el paso de las cosechadoras queda sobre el terreno, además del rastrojo, una cantidad significativa de paja procedente de la trilla. La paja queda alineada en cordones y se elimina mediante dos técnicas: el fangueo y la quema. Esta última práctica agrícola tradicional ha abierto el debate tras una movilización ciudadana que exige vigilancia y métodos alternativos para evitar los humos en los municipios de la comarca. Fotos: ANTONIO PIZARRO. Los arroceros defienden la necesaria quema de los pastos. Vecinos y ediles se unen para exigir otras medidas.

Los arroceros defienden la "necesaria" quema de rastrojos en la Marisma

La Federación que agrupa a un millar de explotaciones se muestra dispuesta a estudiar qué se puede corregir, pero explican que el cultivo hoy es casi ecológico en la zona y rechazan otros métodos más costosos porque sus márgenes son "muy justos". Cinco alcaldes de la comarca solicitan una reunión urgente con la Junta. Imágenes de la labores en las tablas de arroz . .