Restauración

Comercios y calles de La Línea en la segunda fase de la desescalada

Los vecinos de La Línea, tan dados a pasar muchas horas en las calles de su ciudad, se han tomado con enorme responsabilidad el tránsito a la nueva normalidad tras la crisis del coronavirus. Los linenses no han dejado pasar la oportunidad de recuperar sus visitas a bares, terrazas y restaurantes, muchos de los cuales han hecho de la venta a domicilio, hasta la aparición de la pandemia casi inexistente, una nueva fuente de ingresos. La Línea, que ya hace acto de presencia en sus playas, se asoma ya a la fase 3, en la que confía para reactivar su economía.